Se ha revelado el Secreto de las Gigantescas Cabezas de la Isla de Pascua

Es muy probable que alguna vez hayas oído hablar de las gigantescas cabezas de la isla de Pascua o Rapa Nui, también conocidas como moáis.

Las 887 cabezas que salpican la isla fueron labradas a partir de roca volcánica por los nativos isleños consiguiendo alcanzar dimensiones de casi cuatro metros de altura y 14 toneladas de peso, convirtiéndose en unas auténticas maravillas que constituyen el principal motivo turístico de la isla.

Se ha revelado el Secreto de las Gigantescas Cabezas de la Isla de Pascua
metro.co.uk

«Para las personas que las erigieron y usaron, eran realmente recipientes de espíritus sagrados. La piedra labrada y los objetos de madera de las antiguas religiones de la Polinesia, cuando se preparaban correctamente mediante rituales, se creía que podían se cargadas mediante una esencia mágica espiritual llamada maná»

Pero resulta que no acaba ahí toda la historia. Recientemente, un grupo de arqueólogos que forman parte del Easter Island Statue Project, a cuyo frente se encuentra Jo Anne van Tilburg, de la Universidad de California, han realizado un sorprendente descubrimiento arqueológico.

Los científicos han conseguido desenterrar los cuerpos de los moáis a los que sólo se les podía ver la cabeza en la cantera del volcán Rano Raraku. Resulta que estas gigantescas estatuas no sólo estaban constituidas por las cabezas como se creía hasta ahora, sino que también escondían cuerpos completos enterrados bajo tierra.

Se ha revelado el Secreto de las Gigantescas Cabezas de la Isla de Pascua

Parte de la buena conservación de estas antiguas estatuas se debe a que su enorme tamaño y peso han dificultado el tradicional robo de las maravillas arqueológicas a las que estamos acostumbrados. Pero la extensión de su enormidad acaba de salir a la luz para el público.

Haz clic en «SIGUIENTE PÁGINA» para continuar leyendo: