Una niña se comporta de manera extraña en un restaurante, pero cuando la camarera reacciona… Impresionante

En 2013, Anna llevó a su hermana de 7 años de edad, Arianna, a almorzar a un restaurante en Midvale, Utah. Arianna tiene autismo, por lo que las cosas le gustan en un orden determinado en todo momento.

Las hamburguesas son la comida preferida de Arianna, de modo que cuando la camarera vino, Arianna tenía preparado lo que iba a pedir. Pero tan pronto como llegó la hamburguesa, Anna notó que su hermana pequeña se negaba a comer.

«¿Por qué no la quieres?», preguntó Anna. Arianna dijo, «Está roto. Necesito otro que esté arreglado. » Anna se dio cuenta de la hamburguesa estaba cortada por la mitad, y por lo tanto «estaba rota» para su hermana pequeña.

Cuando la camarera volvió a su mesa, Anna pidió otra hamburguesa y explicó que Arianna tenía autismo. «Le dije a Lauren que sabía que sonaba tonto, pero si pudiéramos pedir una hamburguesa adicional estaríamos encantados de pagar por ella porque no había nada de malo en el que se pidió originalmente,» Anna escribió Facebook.

Una niña se comporta de manera extraña en un restaurante, pero cuando la camarera reacciona... Impresionante
Facebook / Anna Kaye MacLean

«Quiero compartir la experiencia que mi marido, mi hermana con autismo de 7 años y yo tuvimos hoy en un restaurante en Midvale, UT. Arianna, mi hermana pequeña, rápidamente pidió su hamburguesa con queso y pepinillos, patatas fritas y batido de chocolate con leche.»

Cuando nos dieron nuestra comida Me preguntaba por qué Arianna no tocaba su hamburguesa, pero sí sus patatas fritas. Le pregunté, ‘Arianna ¿vas a comerte tu hamburguesa?’ Ella calmadamente dijo: «No, no la quiero. ‘

Las hamburguesas con queso son su favoritas así que este comportamiento era muy extraño.

Le pregunté, ‘¿Por qué no lo quieres?’ Ella respondió: «Está rota. Necesito otra’. Entonces me di cuenta de por qué no estaba comiendo. Estaba cortada por la mitad’.

Una niña se comporta de manera extraña en un restaurante, pero cuando la camarera reacciona... Impresionante
Facebook / Anna Kaye MacLean

«Al ser una niña con autismo, ella tiene que tener ciertas cosas en un orden determinado en todo momento. Un ligero cambio en su rutina puede cambiar el curso del día al instante. Cuando Lauren volvió le pregunté si podíamos pedir otra hamburguesa. Ella tenía una mirada de preocupación en su rostro por lo que le expliqué que Arianna tiene autismo.»

Lauren era tan dulce que sólo sonrió y se fue junto con Arianna, diciéndole «¿Te traje una hamburguesa rota? ¡Voy a tener que pedirles una nueva! ‘ Me encantó. Si bien esto parece insignificante pero al decirle a Arianna lo que estaba haciendo, evitamos que se entristeciera más.

El gerente, Bradley Cottermole, vino a nuestra mesa, se arrodilló, y le dijo a Arianna, «¡he oído que te hemos dado una hamburguesa rota! ¡Lo siento mucho! Te estamos haciendo una nueva que no está rota, te traeré algunas patatas fritas mientras estás esperando.

Una niña se comporta de manera extraña en un restaurante, pero cuando la camarera reacciona... Impresionante
Facebook / Anna Kaye MacLean

«Un par de minutos más tarde, Lauren regresó a nuestra mesa con la hamburguesa’ Arianna dijo, ‘¡Arreglaste mi hamburguesa! ‘ Cuando Lauren se alejó, Arianna contempló  su nueva hamburguesa. Parecía perdida en sus pensamientos… solo mirándola…  entonces comenzó a besar la hamburguesa una y otra vez.

Una niña se comporta de manera extraña en un restaurante, pero cuando la camarera reacciona... Impresionante
Facebook / Anna Kaye MacLean

Anna hizo una foto de la situación y se la enseñó a su hermana que rompió a reír. Pronto todos los empleados del restaurante querían ver la foto y hablar con ella. Fue realmente bonito cómo la trataron.

Comparte esta entrañable historia con tus familiares y amigos