Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

Hay historias que cuando las encuentras sientes la enorme necesidad de compartirlas con los demás, y esta es precisamente una de esas que te tocan el corazón y te hacen reflexionar sobre tu papel en el mundo.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

“Encontré a Kyro a través de un anuncio que habían publicado en Internet. Su madre abandonó a Kyro y sus 9 hermanos. El dueño publicó su situación pidiendo ayuda para poder criar a los cachorritos.

En cuanto lo vi no me lo pensé dos veces y ayudé a amamantarlos con biberones, cuidarles y encontrarles un nuevo hogar. ¡Kyro acabó en casa conmigo porque cuando quise darme cuenta me había enamorado de esa barriguita peluda!”

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

Cuando Amanda Tromp adoptó a Kyro, se encontraba atrapada en una relación tóxica. Recibía constantes malos tratos, tanto físicos como psicológicos, por parte de su pareja, y había perdido toda esperanza de poder escapar.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

Kyro se convirtió en su fuente de energía e inspiración para seguir luchando por su vida.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

“Kyro era y es mi mundo – nunca podría soportar que le ocurriese nada malo”

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

Después de varios meses saliendo de paseo y yendo de aventuras, Amanda encontró una profunda pasión por la fotografía. Capturar los mejores momentos de sus viajes juntos se convirtió en su inspiración y le dio coraje para encontrar la felicidad y la fuerza de nuevo. Parece que encontró en sus aventuras diarias una forma de comenzar a curarse por dentro y por fuera.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

Su madre los llamó “Goldilocks and the Wolf” (Ricitos de oro y el lobo). Con su larga melena rubia, y el precioso color de Kyro el nombre les venía al dedillo. Se convirtió en su nombre de Instagram y de su negocio de fotografía.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un MaltratadorA través de las lentes de su cámara trataba de capturar esos momentos de “Cuentos de Hada” que veían en sus aventuras cuando salían juntos. Y es que los cuentos de fantasía siempre son mejores cuando tienes a un Caballero en una armadura brillante, o en su caso, un héroe de ojos azules cubierto de pelo.

Juntos aprendieron a detenerse y disfrutar de los momentos más simples, que eran los mejores.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

“Con Kyro a mi lado he aprendido a ser valiente y a probar nuevas cosas que nunca había pensado antes. Por ejemplo, levantarme a las 3 de la mañana para ir de excursión a la montaña y ver ascender el sol durante el amanecer”.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

“¿Dónde habría acabado si Kyro no hubiese aparecido en mi vida? Honestamente no podría responder a esa pregunta. Sólo puedo confesar que doy las gracias todos los días por estar conmigo“.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un MaltratadorLa felicidad de Kyro y Amanda se han convertido en el reflejo de ambos. Centrarse en la fotografía le ayudó a abrir los ojos a todo ese mundo que le rodeaba. Los colores, los paisajes, todos los lugares parecían más brillantes y llenos de vida.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

“Kyro se llevó todos mis miedos y pudo ver a través de mi alma. Me mostró la persona que yo no era capaz de ver dentro de mi. Me ayudó a convertirme en quien siempre quise llegar a ser. Es complicado mirar a mi perro a los ojos y no ver un alma vieja ahí dentro. Sus ojos son como mirar a alguien que hubiese vivido cientos de años.”

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

Kyro jamás se separaba de ella, y debido a su enorme tamaño la antigua pareja de Amanda no se atrevió a volver a ponerle la mano encima, y encontró el coraje suficiente para poner fin a su relación. Siente que le agradece todo en esta vida a su fiel compañero, su salvador.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

Amanda quiso desahogarse y compartir su historia con el mundo entero.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

No ha sido nada sencillo para ella tener que revivir los horribles momentos que vivió en el pasado con los abusos de su pareja, pero su objetivo es poder ayudar a los demás que se encuentren en una situación parecida para que consigan la fuerza y la inspiración necesaria para poder seguir luchando por su vida. Para ayudarles a ver que hay un final feliz después de todo ese horror que hay que sufrir diariamente, y que algún día serán capaces de encontrarse a sí mismos de nuevo.

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

Amanda encontró su caballero de cuatro patas. ¿Quién sabe dónde te espera el tuyo?

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador
Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador
Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un MaltratadorRescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador Puedes ver muchas de sus aventuras en su cuenta de Instagram

Rescaté a un Husky, y él Me Salvó la Vida de un Maltratador

¡Comparte esta entrañable historia con todos tus amigos y difunde el mensaje!

Fuente: BoredPanda

¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?