Jagelaviciute: Las transformaciones de la mujer que se ha ganado el estrellato con sus imitaciones de Kim Kardashian

Seamos realistas, las famosas saben cómo salir perfectas en las fotos (cuando quieren), y pueden sorprender seriamente a sus fans (cuando quieren). Y Kim Kardashian West aparece asombrosa casi todo el tiempo. Incluso cuando se viste con «ropa deportiva» o cuando sale de casa y se olvida arreglarse, esta mujer vale millones.

Agne Jagelaviciute decidió emprender un experimento: ¿son realmente sólo las propiedades físicas de cada persona las que determinan el resultado final? Para esta «broma creativa», eligió tres fotos de Kim y trató de replicarlas de dos maneras.

Primero, sacó las fotos sin medidas adicionales, sin maquillaje, eligiendo deliberadamente las tomas más claras.

En segundo lugar, sacó las fotos con el mismo atuendo, agregando algunos accesorios adicionales, sin olvidarse del maquillaje, eligió la iluminación adecuada y por supuesto, escogió los mejores planos. Las fotos fueron editadas ligeramente con la aplicación «minimal slimming» utilizada por los fotógrafos de la calle y, ¡ahí está el resultado!

Echa un vistazo a las siguientes fotos:

Atuendo de Kim Kardashian

{keyword}
Flynet Pictures

Réplica del mismo atuendo

{keyword}

«Primero saqué las fotos sin medidas adicionales, sin maquillaje, eligiendo los planos más simples»

La misma réplica pero con algunos pasos adicionales

{keyword}

«Luego saqué las fotos con el mismo traje, añadí algunos accesorios adicionales, no me olvidé del maquillaje, escogí una iluminación adecuada y, por supuesto, elegí los mejores planos»

Atuendo de Kim Kardashian

{keyword}

Réplica del mismo atuendo

{keyword}

Réplica del mismo atuendo pero con más ideas añadidas

{keyword}

Atuendo de Kim Kardashian

{keyword}

Réplica del atuendo

{keyword}

Mismo atuendo pero con más complementos añadidos

{keyword}

Con el experimento de Agne queda claro que simplemente hay que trabajarse más las fotos para que salgas igual de divina que Kim Kardashian. Con sólo unos pocos pasos, puedes transformar una foto horrible en una foto realmente increíble. Una ventana bien iluminada, un sitio bien escogido, unos pocos accesorios y, la vida se vuelve más fácil.

Y lo más importante: debajo de nuestra apariencia, se encuentra nuestra personalidad, y no necesita ninguna iluminación especial para ser única y sorprendente.

¡No olvides compartirlo con tus amigos y familiares!

Fuente: boredpanda