Razones para que no vuelvas a utilizar nunca más la esponja en la ducha

Es difícil pensar que cualquier cosa que usas en la ducha haga otra cosa que no sea limpiar. Sin embargo un dermatólogo ha revelado que un accesorio común del baño podría estar haciendo precisamente lo contrario. Hablamos de la esponja.

En algún momento de nuestra vida hemos usado esa esponja de rejilla con un color bonito y muy útil, ya que aparte de limpiar, estimula la circulación y exfolia la piel. Pero según J. Matthew Knight, un dermatólogo con sede en Orlando, la esponja no es tan buena como pensamos.

A continuación te dejamos seis razones por las que nunca deberías usar una esponja de rejilla.

1- Irritaciones.

Razones para que no vuelvas a utilizar nunca más la esponja en la ducha
Shutterstock, Inc.

A veces las esponjas están hechas de materiales de mala calidad que pueden irritar nuestra piel y aún más las de rejilla que, además de limpiar, exfolian la piel irritada.

2- Calidad.

Razones para que no vuelvas a utilizar nunca más la esponja en la ducha
Shutterstock, Inc.

Como todo en esta vida, lo barato sale caro. A la hora de comprar una esponja, fíjate que sea un producto de calidad ya que, aunque le restemos importancia, una esponja puede darnos muchos problemas. La multiplicación de bacterias se aumenta con una mala calidad de la esponja.

3- Vida.

Razones para que no vuelvas a utilizar nunca más la esponja en la ducha
Shutterstock, Inc.

Una esponja no sirve para toda la vida o para que la cambies cuando esté rota. Tiene su periodo de vida. Lo máximo son cuatro meses, pero lo ideal sería cambiarla cada tres o cuatro semanas.

4- Entorno.

Razones para que no vuelvas a utilizar nunca más la esponja en la ducha
Pexels

El cuarto de baño es un entorno cálido y húmedo y es muy beneficioso para que las bacterias y el moho crezcan en la esponja. Esto conlleva a un mayor riesgo de picazón o irritación por peligro de contraer hongos.

5- Bacterias.

Razones para que no vuelvas a utilizar nunca más la esponja en la ducha
Shutterstock, Inc.

La malla puede atrapar las células muertas de la piel que se liberan cuando se frota con la esponja. Esto proporciona un caldo de cultivo perfecto para las bacterias que pueden conducir a problemas de salud mucho más preocupantes.

6- Uso.

Razones para que no vuelvas a utilizar nunca más la esponja en la ducha
Pexels

Después de cada uso, debes enjuagarla a fondo, escurrirla y dejar que se seque lejos del ambiente húmedo de la ducha como, por ejemplo, en una ventana abierta. Debes dejar que se seque muy bien.

Los tres métodos que te mostramos a continuación servirían para mantener una esponja limpia:

  • Humedecerla y meterla en el microondas a media potencia durante 30-60 segundos.
  • Meterla en la lavadora o el lavavajillas y colocarla en una venta abierta o alféizar.
  • Lavar a fondo con jabón dejándola en remojo en un litro de agua con cuatro cucharadas de vinagre durante dos horas y dejar secar en un alféizar.

¿Sabías todo esto sobre tu esponja?

¡No olvides compartir con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Dailymail | Thesun | Auntyacid

¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?