Cómo tener tu propio huerto y no morir en el intento

Hoy en día todo el mundo quiere convertir su patio trasero en un huerto y así poder cultivar sus propios alimentos, huyendo así de las multinacionales y la producción masiva de alimentos atemporales. Tener tu propio huerto supone un ahorro económico frente a comprar los productos «bio» que nos ofrecen hoy en día, pero no todo el mundo dispone del espacio, tiempo, ni dinero para poder hacerse cargo de un huerto casero.

Con SABI (Sistema Acuapónico de Baja Intensidad) solo necesitarás una parcela de 6×10 m y dos horas al día para cultivar tu propio huerto.

Cómo tener tu propio huerto y no morir en el intento
centrosconacyt

Investigadores de la Universiad Juárez Autónomo de Tabasco y El Colegio de la Frontera Sur, han desarrollado un huerto que permitirá con sus sistema que muchas familiar pueden tener su propia piscifactoría/huerto para abastecerse.

Cómo tener tu propio huerto y no morir en el intento
centrosconacyt

El objetivo es la autoproducción de vegetales y hortalizas así como de pescado y caracoles de una forma casera. Se puede obtener 150kg de pescado, acociles (langosta) y caracoles y 40kg de hortalizas y verduras tan solo dedicándole 2 horas al día.

SABI es un sistema que respeta el medio ambiente.

Todo en el sistema SABI esta pensado para respetar al máximo el medio ambiente; su construcción se realiza mediante elementos reciclados, como botellas de agua, y además utiliza la fuerza de la gravedad para funcionar, por lo que prácticamente no consume energía.

Cómo tener tu propio huerto y no morir en el intento
centrosconacyt

El pescado es alimentado con pienso y genera desechos en las piscinas que los caracoles se encargan de procesar para que no resulten tóxicos para los propios peces. De esta forma el agua queda cargada de nutrientes y sales minerales.

SABI genera un ecosistema que funciona como una máquina.

El agua rica en minerales es bombeada a las plantas, que las nutre para su crecimiento, mientras que los acociles (una especia de langosta pequeña) se alimenta de las raíces. Una vez el agua ha cumplido su objetivo, vuelve a la piscina totalmente limpia.

Cómo tener tu propio huerto y no morir en el intento
centrosconacyt

El proceso es totalmente cerrado y consigue desperdiciar la menor cantidad de energía y recursos posible.

¿Te animas a tener tu propio huerto en casa, con caracoles y todo?

Comparte esta increíble iniciativa con el mundo.

Fuente: centrosconacyt