Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados

Decenas de miles de refugiados del Medio Oriente, de países como Siria, Irak, Marruecos o Libia han encontrado un sorprendente refugio en los Países Bajos.

El índice de criminalidad ha disminuido notablemente durante la última década y, 19 de casi 60 prisiones del país han cerrado durante los últimos tres años. Otras han acogido a internos de países como Bélgica o Noruega.

Ahora, la agencia gubernamental holandesa responsable de asegurar vivienda para los solicitantes de asilo, ha abierto a los refugiados algunas de esas prisiones en 12 localidades de todo el país.

El espacio abierto y la variedad de instalaciones hacen que las prisiones sean un lugar extraordinariamente cualificado para servir como hogar temporal.

Así es la vida en su interior.

Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images

En 2015, unos 60.000 refugiados llegaron a los Países Bajos. Aunque la mayoría de ellos fueron alojados en refugios tradicionales, el gobierno holandés acondicionó su sistema carcelario para poder alojar a muchos de ellos.

Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images

En Haarlem, podemos ver todo el perímetro de celdas con un gran patio central. Las celdas son pequeñas, pero pueden acomodar a familias de 3 o 4 miembros en literas.

Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images
Las mujeres refugiadas tienen la posibilidad de quedarse en el ala femenina de la prisión.
Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images

Muchos de los que se alojan en ellas dicen estar satisfechos con las condiciones, aunque también comentan que la comida podría ser mejor.

Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images

La mayoría de los encuestados aseguran que ven las puertas de la prisión como un símbolo de seguridad, más que como una forma de opresión.

Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images

«No siento que esto sea una prisión,» dice un chico sirio de 16 años. «Qué importa si aquí estamos a salvo.»

Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images

Día a día, una sensación de normalidad se va apoderando de la prisión. Los refugiados pueden montar en bici, ver la tele, practicar deporte o escuchar música.

Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images

También tienen sensación de rutina con los trabajos domésticos. Koepel es una de las muchas prisiones holandesas que ha abierto su lavandería para ofrecer servicio a los refugiados.

Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images

Por supuesto, los refugiados no están limitados a vivir dentro de la prisión. Koepel permite a sus residentes salir a la calle cuando quieran.

Prisiones holandesas abandonadas están siendo utilizadas como viviendas para los refugiados
Muhammed Muheisen/AP Images

Para algunos, esta prisión es el primer paso hacia una vida libre.

¿Qué te parece esta iniciativa? ¿Crees que debería hacerse en más sitios? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte con tu familia y amigos!

Imagen de portada: Muhammed Muheisen/AP ImagesFuente: businessinsider