Por qué no debes tirar las pieles de cebolla nunca más

La mayoría de nosotros tiramos las pieles de las frutas y verduras. Pero tal vez la que más tiramos es la piel de la cebolla. De acuerdo con una encuesta realizada por la Unión Europea, más de 500.000 toneladas de residuos proceden de las cebollas.

Lo que la mayoría de nosotros no sabemos es que esta piel tiene muchos nutrientes y también tiene muchos usos. Así que la próxima vez que peles una cebolla, guarda la piel para su uso posterior.

A continuación te mostramos tres principales usos de la piel de la cebolla que probablemente no sabías:

1- Sirve de colorante para la lana y el pelo.

Por qué no debes tirar las pieles de cebolla nunca más

Se puede utilizar la piel como colorante natural. La piel también es útil en la fabricación de tintes para el pelo, aportándole un color dorado. Además las cebollas son beneficiosas para combatir la caída del pelo.

2- Cura los dolores en las piernas.

Por qué no debes tirar las pieles de cebolla nunca más

Son muy eficaces para combatir los dolores de piernas. Todo lo que necesitas hacer es hervir la cáscara en agua y durante 10-20 minutos.

Después, bébetelo como si fuera té antes de ir a la cama. Espera grandes resultados después de una semana aproximadamente.

3- Para sopas y cocciones lentas.

Por qué no debes tirar las pieles de cebolla nunca más

La piel es muy nutritiva, y rica en compuestos fenólicos y fibra. Juntos pueden ayudar a combatir enfermedades coronarias. Basta con añadir la cáscara a tus platos y disfrutar de estos beneficios.

La cáscara de la cebolla aporta beneficios para la salud. La piel contiene flavonoides, que son compuestos vegetales que tienen potentes propiedades antioxidantes. Al igual que la cebolla, la cáscara también contiene quercetina, que es un compuesto anti-inflamatorio y que puede proporcionar los siguientes beneficios:

  • Reducir los niveles de presión arterial.
  • Mejorar el desarrollo muscular.
  • Tratar la depresión.
  • Reducir el colesterol LDL o colesterol malo.
  • Disminuir los casos de inflamación.
  • Luchar contra las alergias.
  • Luchar contra algunos cánceres, así como otras enfermedades.

Por qué no debes tirar las pieles de cebolla nunca más

Para aprovechar las ventajas de la quercetina de las cebollas, no te comas la piel sin mas. Basta con echar una o dos cebollas enteras, incluida la cáscara, en la olla la próxima vez que hagas sopa, arroz o un guiso.

Para asegurarte de que sacas el máximo provecho de sus beneficios, compra cebolla orgánica, de lo contrario, el resultado final será la ingestión de pesticidas que hay en la cáscara.

¿Volverás a tirar la cáscara de la cebolla?

¡No olvides compartir con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Stethnews