Por qué es tan importante no quitar las hebras del plátano para empezar a perder peso

Da igual cómo te comas tus plátanos, al natural, congelados, en zumo, batido o , de postre o como tentempié, el plátano es una de las frutas más populares y resulta un gran aporte de vitaminas y minerales para nuestro organismo.

Su sabor tan característico lo hace el elemento principal en infinidad de recetas, especialmente en los postres, pero muchos no le sacan todo el provecho que deberían, ¿y tú?

¿Le quitas las hebras al plátano para comértelo?

no volveras a quitar las hebras a los platanos despues de esto 01

El mundo esta dividido en dos tipos de personas, las que quitan las hebras del plátano antes de comérselo y las que se lo comen sin importarles nada. Seas el tipo de personas que seas, seguro que no tienes ni idea de para qué sirven esas hebras.

¿Qué pasa si me como las hebras del plátano?

{keyword}
pexels

La respuesta es nada, no tiene ningún perjuicio contra aquel que las ingiere, sino todo lo contrario. Las hebras del plátano reciben el nombre de floema y son las responsables de repartir los nutrientes que hacen que se forme el plátano.

Según el doctor en química Nicholas D.Gillit, del instituto de nutrición de Dale, en Carolina del Norte, la Floema, acorde a sus declaraciones, tiene una composición distinta a la del resto del plátano debido a su diferente función.

no volveras a quitar las hebras a los platanos despues de esto 02

Estas hebras contienen mucha más cantidad de fibra que el resto del plátano, por lo que resultan altamente beneficiosas para nuestro organismo. Realmente podríamos comer hasta la cáscara del plátano, aunque mejor utilizarlas con estos increíbles 17 trucos para aprovechar la cáscara de plátano. 

Según el Dr. Gillit, se podrían crear plátanos sin estas hebras, lo único que resultaría un desperdicio de tiempo y esfuerzo, según él.

¿Seguirás quitándole las hebras a tu plátano después de saber todos los beneficios que tiene?

Comparte con todos tus amigos para que no discriminen a las pobres hebras.

Fuente: D. Gillit | tipheroImagen de portada: delicias