¿Por qué debes cancelar tu tarjeta de crédito antes de morir?

¿Nunca has tenido una conversación de besugos por teléfono? Seguro que cualquier experiencia que tuvieses es comparable con la que leerás a continuación. Cuando ocurren estas cosas no sabemos bien si reír o  echarnos a llorar.

No te pierdas la extraña llamada de teléfono que realizó el familiar de una fallecida que seguía con la cuenta del banco activa. Puedes apostar lo que quieras a que no creerás lo que ocurrió.

¿Por qué debes cancelar tu tarjeta de crédito antes de morir?Una anciana falleció el pasado enero y su banco continuó cobrándole las facturas de los meses de febrero y marzo por el mantenimiento de su tarjeta, añadiendo por supuesto los intereses pertinentes por el impago.

El saldo de su cuenta cuando murió era de 0.00€, sin embargo, después de unos meses en su cuenta había -60,00€. Un miembro de la familia realizó una llamada al banco para avisarles de su descuido.

Esta fue la conversación:

Familiar: Buenos días, llamo para avisarles que **** falleció en enero.

Banco: La cuenta nunca fue cerrada por lo que las multas y los cargos se siguen aplicando.

Familiar: Pues quizás debería de retirar las facturas.

Banco: No puedo, hace ya más de dos meses de eso.

Familiar: Pero entonces, ¿qué vais a hacer cuando no comprobéis que nunca se pagan las facturas?

Banco: Se informará a la división de fraude o se hará un informe a la oficina de créditos. Quizás ambas cosas.

Familiar: Pero no entiendo, ¿Crees que os pagará desde allí donde esté?

Banco: ¿Perdone?

Familiar: ¿Has pillado la parte en la que te he dicho que ya está muerta?

Banco: Señor, tendrá que hablar con mi supervisor.

El supervisor se pone al teléfono.

¿Por qué debes cancelar tu tarjeta de crédito antes de morir?

Familiar: Hola, he llamado para avisarles que **** falleció con un balance de 0.00 € en la cuenta.

Banco: La cuenta no se cerró por lo que los últimos cargos se seguirán aplicando.

Familiar: ¿Quieres decir que vais a seguir cobrando facturas a una difunta?

Banco: (tartamudeo) ¿Eres su abogado?

Familiar: No, soy su nieto.

Banco: ¿Podrías enviarnos un certificado de defunción?

(Aunque toda la documentación necesaria ya fue dada con anterioridad)

Familiar: Claro que sí.

Después de recibir el fax.

Banco: Nuestro sistema no está configurado para las defunciones. No sé en qué más puedo ayudarle.

Familiar: Bueno si te has dado cuenta está bien. Si no, puedes seguir cobrándole todo lo que quieras. No creo que le importe mucho.

Banco: Bueno, ¿entonces podemos seguimos aplicando los cargos?

(¡¡¿Enserio, en qué piensa esta gente?!!)

Familiar: ¿Quiere su nueva dirección de facturación?

Banco: Sí, sería de gran ayuda gracias.

Familiar: Apunte, cementerio conmemorativo de Odessa, Nicho número 69.

Banco: Señor, eso es un cementerio…

Familiar: ¿Y a dónde se supone que van las personas que mueren en tu mundo?

¿Por qué debes cancelar tu tarjeta de crédito antes de morir?

¡Comparte esta divertida historia con todos tus amigos! ¿Alguna vez te ocurrió algo parecido por teléfono?

Fuente: Hrtwarming