Piel o sin piel: La razón que explica por qué deberíamos quitar la piel del salchichón para evitar problemas de salud

Por norma general, desde siempre le hemos quitado la piel a los embutidos antes de comerlos, sin embargo, hay muchas personas que consumen estos alimentos enteros. El hecho de si esto es bueno o no, siempre ha sido muy cuestionado. Es más, esta es una de las preguntas más comunes cuando se trata de hablar sobre lo que debemos y no debemos comer.

Piel o sin piel: La razón que explica por qué deberíamos quitar la piel del salchichón para evitar problemas de salud
Fortyforks / Shutterstock

Lo cierto es que en principio no habría problema alguno en ingerir la piel del salchichón, por ejemplo, ya que se supone que este tipo de embutidos están recubiertos con tripas naturales. Todas las tripas naturales son comestibles, es decir, el cuerpo es capaz de digerirlas. No obstante, esto no quiere decir que sean apetecibles.

Por otro lado, cabe destacar que no todas las coberturas están hechas de tripas naturales, hay algunas que son sintéticas. Daniel Céspedes, presidente de la Asociación Española de Tripa Natural (Eetrin), explica que las coberturas sintéticas, que se elaboran con celulosas, poliamidas o colágenos, no siempre son comestibles.

Por ello, desde su asociación solicitaron al Parlamento Europeo que se hiciese constar con qué tipo de piel estaban elaborados los embutidos. Este nuevo reglamento lleva cumpliéndose desde 2014.

Piel o sin piel: La razón que explica por qué deberíamos quitar la piel del salchichón para evitar problemas de salud
Alessio Orru / Shutterstock

En el caso del salchichón, Pau Arboix, elaborador de la prestigiosa marca Sendra, especializada en salchichón, es partidario de quitar siempre la piel. Arboix asegura que la piel utilizada para embutir el salchichón es precular, es decir, la del tramo final del intestino.

Por lo tanto, es mucho más gruesa y lleva una segunda capa finísima de grasa, que es la que contribuye a la larga maduración del salchichón. Además, afirma que este proceso de maduración puede dar lugar a gérmenes y que, si no le quitásemos la piel, los ingeriríamos.

Como consejo, para pelar bien el salchichón, lo mejor es mojar un trapo limpio, escurrirlo y cubrir la pieza con él durante unas horas. Transcurrido ese tiempo la piel se despegará con mucha facilidad.

Piel o sin piel: La razón que explica por qué deberíamos quitar la piel del salchichón para evitar problemas de salud
Oksana Shyriaieva / Shutterstock

Y tú, ¿te comes la piel del salchichón? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: La Vanguardia | Mia