Este perro con necesidades especiales consigue la paciencia y el amor de una familia para siempre

Hablando desde la posición de un amante de las mascotas, creo que a todos nos gusta pensar que nuestros dulces bebés son los mejores y los más brillantes de entre todos los gatitos, perritos, conejos o aves de nuestro alrededor. Dicho esto, la madre de un adorable y achuchable Golden Retriever ha decidido pronunciarse con un mensaje muy sincero sobre su querido perrito, Stanley.

De acuerdo con su publicación en el sitio web para compartir fotos Imgur, Stanley es un perro dulce y encantador, pero su dueña ha llegado a sospechar que podría ser… para decirlo sin rodeos, un poco «lento».

Por supuesto, hay mucha diversidad en términos de inteligencia animal. Muchas especies de peces, por ejemplo, tienen poca capacidad para recordar, mientras que una gran cantidad de aves son sabelotodos que pueden aprender palabras e incluso combinar colores.

Los perros tienden a dar justo en la diana. Un perro con una inteligencia media, puede responder a un puñado de órdenes y encontrar comida oculta en escondites complejos.

En el caso de Stanley, su propietaria y su marido casi al instante comenzaron a sospechar que su cachorro, aunque era feliz y estaba saludable, podía tener algún tipo de discapacidad.

Sigue avanzando en el artículo para conocer cómo estos dueños ayudan a cuidar a un perro que necesita sólo un poco más de paciencia, amor y comprensión.

{keyword}
Imgur/KCN1

Todo comenzó cuando la autora de la publicación y su esposo adoptaron a Stanley en la protectora Golden Retriever Rescue Of Mid-Florida.

Ella explica que sabían desde el primer momento que Stanley era un poco diferente, porque cuando entraron a su casa de acogida, él «estaba durmiendo sobre la mesa del comedor.»

Stanley conquistó inmediatamente a sus posibles padres y cuando se lo llevaron a casa, encajó muy bien con sus hijos y otros animales.

{keyword}
Imgur/KCN1

A pesar del temperamento dulce y el amor que regalaba Stanley, sus nuevos padres estaban aún un poco preocupados por la nueva mascota.

Habían entrenado a su primer Golden, Karma, ellos mismos, pero no lograban ningún avance con Stanley y comenzaron a preocuparse pensando que podría hacerse daño con sus payasadas, incluyendo las acrobacias en la encimera o su obsesión con los tornillos.

Contrataron a dos entrenadores en vano, y bajo el criterio de uno de ellos, Stanley tenía una deficiencia mental.

{keyword}
Imgur/KCN1

A pesar de que parecía una tontería al principio, ellos comenzaron a plantearse en serio las necesidades de una mascota con dificultades mentales, en vistas a proporcionarle la mayor seguridad y felicidad en su hogar.

Stanley estaba perfectamente sano físicamente, por lo que en principio no habían considerado la posibilidad de que tuviera necesidades especiales, pero sus extraños comportamientos fueron definitivamente empujándolos a planteárselo.

Le hicieron un chequeo veterinario en el que comprobaron que sus sentidos de la vista y el olfato estaban bien, así que comenzaron a hacer otro tipo de pruebas.

{keyword}
Imgur/KCN1

A pesar de sus travesuras enérgicas, Stanley no respondía a su propio nombre o a cualquier orden, a parte de «sentarse».

También había desarrollado una rutina obsesivo-compulsiva por conseguir determinados juguetes y objetos alrededor de la casa, incluyendo un animal de peluche a control remoto, todas las tardes.

Su dueña notó que se volvía «notablemente angustiado» si no encontraba todos sus juguetes.

{keyword}
Imgur/KCN1

Por recomendación de un amigo, decidieron realizarle un test de inteligencia para perros.

Ellos pusieron a prueba su capacidad para salir de debajo de una manta, de responder a su nombre, y de encontrar un premio en el interior de una taza.

Stanley suspendió la prueba por completo, mientras que su otro Golden, Karma, los superó fácilmente.

{keyword}
Imgur/KCN1

Después de realizar la sencilla prueba de inteligencia en su hogar, la familia llegó a la conclusión de que su amado Stanley, (en la foto) no respondía a su nombre. Él era «sólo… diferente.»

Los dueños enviaron vídeos de la prueba a su veterinario, que estuvo de acuerdo y dijo que las dificultades de Stanley podrían ser por una combinación de terquedad y la endogamia, lo cual puede conducir a una baja inteligencia.

Con el tiempo, llegaron a la conclusión de que nunca llegarían a comprender el por qué del comportamiento de Stanley, pero no era nada de lo qué preocuparse.

{keyword}
Imgur/KCN1

Actualmente, la familia de Stanley solo se preocupa de cuidar de su cachorro especial con mucho amor y paciencia.

Él no puede hacer las cosas de inmediato, o finalizarlas, ¡pero saben que los ama y que deben amarlo también!

Para mantenerlo feliz, tienen que asegurarse de que siempre puede encontrar sus objetos preferidos, así como que siempre debe disponer de tiempo para procesar lo que está pasando y entender las cosas.

La dueña concluye la publicación añadiendo que «él de verdad es un buen chico y ha traído mucho amor, entretenimiento y felicidad a nuestra casa.»

Si te ha gustado la historia de este perro tan especial,

¡asegúrate de compartirla con tus amigos y familiares!

Fuente: Littlethings.

Últimos artículos