Un pequeño prodigio algo confuso se sienta en el piano. Pero después… ¡crea una obra maestra!

Después de todos los pequeños prodigios que han pasado por el programa de Steve Harvey, recientemente hemos visto a un niño que nos impresionó mucho. Con sólo cuatro años, Evan parecía hechizado y algo confuso mientras estaba sentado en el escenario. Pero bajo esa mirada con los ojos abiertos se esconde una persona con mucho talento. El joven muchacho es un verdadero prodigio cuando se trata de  tocar el piano.

Cuando el pequeño se acercó al instrumento, parecía como cualquier otro ser humano , y se y tomó asiento junto al piano. Casi se tendría que ver en persona darte cuenta de que es real. Interpretando la composición clásica y extremadamente complicada «Flight of the Bumblebee», ¡Evan se superó! Pero esa ni siquiera es la parte más buena.

Nunca lo creerás, pero él sólo había estado tocando durante 3 meses… ¡y aprendió por sí mismo! ¿Qué te parece? ¿No es realmente increíble?. Es una delicia ver a un joven muchacho tan especial que tenga un interés en aprender cosas nuevas y perseguirlas con tanta pasión!

Es importante estar creciendo como persona en todo momento. Te da autoestima y algo que aportar de verdad al mundo. Ya sea que estés aprendiendo a bailar, te alistes como voluntario en alguna causa benéfica, conocer gente nueva o ir a una aventura. ¿Con qué frecuencia te tomas algo de tiempo para ponerte a prueba de este modo?

¡Compártelo si te ha gustado!

(Puedes avanzar al minuto 2:24 para ver directamente la actuación)