Le compraron a su hija pequeña unos nuevos zapatos. 30 minutos después se los tuvieron que quitar por descubrir esto…

Una madre del Reino Unido está exigiendo que la marca de sandalias que os mostramos a continuación retire estas sandalias de las tiendas después de que su hija sufriese dolorosos cortes y contusiones después de sólo 30 minutos de uso. Con dos años, Esmé, recibió las sandalias como regalo de cumpleaños. Por desgracia, el par de zapatos de color rosa convirtió el cumpleaños de Esmé en una experiencia traumatizante.

Lisa Conner publicó esto en Facebook para advertir a otros padres sobre el peligro de estos zapatos, aparentemente inofensivos para los niños pequeños. Con un precio de sólo 10€, estas sandalias parecen una gran opción para los niños pequeños, sobre todo cuando tienes que reemplazar sus zapatos a menudo. La madre de Esmé tiene la esperanza de que su historia obligue a la marca a retirar del mercado todas las sandalias de goma. Echa un vistazo a las imágenes de abajo para saber más sobre esta impactante experiencia.

Advertencia: algunas personas podrían encontrar las siguientes fotos un tanto desagradables.

Se trata de Esmé y su padre, Niall. Afortunadamente, los pies de Esme están perfectamente ahora, pero las cosas no siempre se ven tan bien.

Le compraron a su hija pequeña unos nuevos zapatos. 30 minutos después se los tuvieron que quitar por descubrir esto...

«Esmé estaba en una agonía absoluta. No lo podía creer, porque solamente los había estado usando durante media hora», explicó Conner. «Ni que estuviese corriendo con las sandalias durante horas. No hizo más que andar alrededor de la casa y luego vino llorando.»

Le compraron a su hija pequeña unos nuevos zapatos. 30 minutos después se los tuvieron que quitar por descubrir esto...

«Había sangre alrededor del tobillo y en la planta de su pie,» recordó Conner. «Por supuesto, habrá zapatos que rocen al principio, pero esto es ridículo.».

Le compraron a su hija pequeña unos nuevos zapatos. 30 minutos después se los tuvieron que quitar por descubrir esto...

«Creo que se debe retirar la venta antes de que los niños se lastimen más. Esmé no ha sido capaz de ponerse zapatos desde entonces y ha sufrido mucho».

Le compraron a su hija pequeña unos nuevos zapatos. 30 minutos después se los tuvieron que quitar por descubrir esto...

¡No olvides compartir esta importante historia para que no vuelva a ocurrir!