Padres agotados: los consejos y las cosas que deberían evitar para no hacerse daño con la forma de educar a sus hijos

Algunos padres siempre bromean con el hecho de que educar a sus hijos es muy duro. Lo comentan pero se ríen a la vez para que parezca que no están hablando en serio. Incluso publican fotos en sus redes sociales para que parezca que su vida es maravillosa pero cuando se quedan solos el mundo se les viene abajo.

Comienzan a pensar en su vida, en todo lo que sacrifican y en que ser padre es un trabajo a tiempo completo que puede acabar con ellos. Hay momentos en los que se quedan solos, sin niños, por alguna razón y consiguen apreciar incluso el sonido del agua al caer sin ninguna persona que grite su nombre en todo momento. Se sienten cansados, agotados y sin gana alguna de seguir hacia delante.

Padres agotados: los consejos y las cosas que deberían evitar para no hacerse daño con la forma de educar a sus hijos

De hecho, cuando van al supermercado sin los pequeños, otros padres reconocen su estado de ánimo y bromean sobre la ausencia de los niños. Incluso sus parejas les aconsejan que deberían salir más a menudo sin los niños. Esto no significa que la pareja sea desconsiderada, sino que se trata de ser sincera.

Es cierto que se bromea mucho sobre este tema pero quizás deberíamos comenzar a cambiarlo. Antiguamente, en las tribus existían mujeres que se encargaban de amamantar a los bebés para que otras mujeres pudieran dormir y, quizás, se debería recuperar esta tarea pero con los recursos de los que disponemos en la actualidad.

Busca ayuda profesional. No se trata solo de psicólogos que puedan ayudarte a superar el problema y a llevar todo de otra forma para que este tema no te absorba totalmente. Hablamos de niñeras, ayudantes o paseadores de perros. Incluso podría tratarse de alguien que te lavase la ropa sucia cada dos semanas y te la devolviese planchada.

Padres agotados: los consejos y las cosas que deberían evitar para no hacerse daño con la forma de educar a sus hijos

Intenta averiguar qué precio te puedes permitir y lo que puedes contratar y consigue un respiro en esa vida tan ajetreada que llevas cuando tienes hijos.

También puedes optar por los mantras. No es necesario que seas un hippie para usarlos. Repite el mantra durante dos semanas y verás que obtienes muchos resultados positivos.

Pero debes saber una cosa, todo lo anterior no sirve de nada si nos seguimos engañando con fotos y bromas. Debes reconocer la verdad y aceptar que te agobias, que algunos días desearías no ser padre e incluso huirías a otra ciudad. Así que comienza a normalizar los sentimientos y descubre cómo ayudarte a ser mejor padre para tus hijos.

Padres agotados: los consejos y las cosas que deberían evitar para no hacerse daño con la forma de educar a sus hijos

No se puede aceptar a esos padres que se encuentran tan mal que lloran a escondidas y que su mejor momento del día es ir al supermercado solo. Cambia. Pide ayuda, ofrécela, cambia tu modo de vida. Hay que intentar dejar de actuar así porque nuestras vidas dependen de ello.

¿También te sientes así y necesitas un descanso?

¡Compártelo con todos esos padres en apuros que conozcas!

Fuente: Huffingtonpost 
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?