Padre e hijo arriesgan sus vidas para salvar a esta criatura ahogándose en el mar

Arriesgar tu propia vida para salvar la de otro ser vivo requiere tener muchas agallas, especialmente cuando se trata de salvar a un animal. No todo el mundo está mentalmente preparado para tomar esta decisión. No solo se necesita coraje, sino que necesitas tener la confianza de que puedes tener éxito.

Por suerte hay personas en este mundo que están más que dispuestos a ayudar.

Durante una gran inundación en Australia, una familia vio a un caballo que luchaba por mantenerse a flote. El marido, Leigh Shepherd, no dudó en tomar medidas para intentar sacar al animal aterrorizado y ponerlo a salvo.

Se necesita ser alguien especial para arriesgarlo todo por el bienestar de otro. Afortunadamente, hay un montón de esas personas por ahí fuera…

{keyword}
James Loesch / Flickr

Durante una inundación en una pequeña ciudad en Australia, la familia Shepherd estaba contemplando como torrentes de agua bajaban por su porche vieron a un caballo que estaba luchando para mantenerse a flote. El padre y su hijo Rob sabían que necesitaban actuar rápido si querían rescatarlo.

{keyword}
Sergey Kochkarev / Flickr

La corriente de agua tenía una fuerza increíble. Leigh y Rob utilizaron una tabla para intentar un rescate. Le agarraron por la crin y le dirigieron hacia su porche. El caballo estaba tan sorprendido por los niveles de agua que volcó y se cayó. Leigh y Rob tuvieron que volver a hacer el peligroso viaje para rescatarla.

{keyword}
Gillian Taylor / Facebook

Utilizando una cuerda, los dos hombres pudieron guiar nuevamente al caballo hacia su casa. Tan pronto como lo pusieron a salvo, el pobre se desplomó de la fatiga. Había estado luchando con toda su fuerza durante bastante tiempo, y su cuerpo no podía más. Estaba agotado, pero al menos por fin estaba a salvo.

{keyword}
Gillian Taylor / Facebook

Después de que la inundación terminara, la familia Shepherd se enteró de que el nombre del caballo era Tilly, y que en realidad pertenecía a un vecino. Un veterinario lo examinó el día después, y aparte de un corte en su pierna, gozaba de buena salud. La familia Shepherd y el propietario de Tilly no podrían estar más felices. Fue un final feliz después de todo.

{keyword}
baldwin equine veterinary services pty ltd / Facebook

Si no fuera por el valor que Leigh y Rob mostraron, la historia de Tilly podría haber terminado de una manera muy diferente. ¡Necesitamos más familias como los Shepherd en el mundo!

¿Qué te ha parecido este peligroso y arriesgado rescate? Háznoslo saber en los comentarios.

¡No olvides compartirlo con tus amigos y familiares!