Ostrakónes, la extraña historia de la princesa de Luis XV que explica el origen de «aburrirse como una ostra»

A pesar de que existen numerosos estudios e investigaciones dedicados a cómo viven y cómo se comportan casi todos los animales descubiertos por el hombre, difícilmente podremos encontrar uno que confirme si las ostras se aburren o no en el fondo del mar.

Esto hace que el origen de la expresión «aburrirse como una ostra» sea complicado de determinar, por no decir imposible. Sin embargo, existen diversas teorías que parecen haber encontrado tal explicación y que te mostraremos a continuación:

Ostrakónes, la extraña historia de la princesa de Luis XV que explica el origen de "aburrirse como una ostra"
Pixabay

Quizás lo más lógico sea pensar que el nacimiento de esta frase se debe a una mera metáfora por la cual se expresa que una persona está tan aburrida como se esperaría que estuviese una ostra que vive aislada, inactiva y pegada a las rocas del fondo del mar.

Después de todo, las ostras viven toda su vida en soledad, pues no forman colonias como los mejillones. Es más, también es uno de los moluscos más complicados de abrir. Por esta misma razón se utiliza el término ‘ostra’ para referirse a un individuo ensimismado, introvertido y huraño.

Si esta era la explicación «lógica», también tenemos la «histórica».

Ostrakónes, la extraña historia de la princesa de Luis XV que explica el origen de "aburrirse como una ostra"

Se dice que «estar más aburrido que una ostra» no tiene relación con ningún animal, sino con la palabra griega ὀστρακιςμός (pr. ostrakismós) que dio lugar en español a la palabra ostracismo.

Esto, en la antigua Grecia, significaba el destierro de aquellas personas que se consideraban perjudiciales. La definición de esa pena se realizaba en una asamblea en la que se escribía, con desechos de cerámica llamados «ostrakónes«, el nombre de la persona que se proponía desterrar por 10 años (tiempo estándar de la pena).

Se supone que esos largos períodos en ausencia de la sociedad aburrían a quien sufría la condena.

Por último, pero no por ello menos importante, quedaría la teoría más rocambolesca. Según esta tercera teoría, la expresión no tendría nada que ver con el animal sino con la corte de Luis XV en Francia.

Ostrakónes, la extraña historia de la princesa de Luis XV que explica el origen de "aburrirse como una ostra"

Puesto que disfrutaba del título nobiliario de «Delfín de Francia«, el monarca quiso dotar a todos los cargos de la corte de un sobrenombre que tuviese que ver con el mar durante el verano de 1741, uno especialmente caluroso y aburrido. 

De esta manera, las bailarinas fueron «las gambas«, los guardias «los peces espada» y la encargada de las joyas de la princesa «la ostra«. El encargo de «la ostra» le tocó a Margueritte du Beubeaublis, que cada mañana debía enfundarse un disfraz de ostra y abrir delante de la princesa un cofre donde había un colgante con una gran perla.

Marguerite tenía que acompañarla durante todo el día sin poder hablar ni quitarse el disfraz para disfrute de la princesa, lo que le suponía un verdadero aburrimiento. Es por eso que en la corte comenzó a circular la expresión de «aburrirse como una ostra» o «estar más aburrido que una ostra».

¿Con qué teoría te quedas?

¡Compártelo con todos tus amigos!