Nunca le prestó atención a la vieja trampilla metálica que tenía en su jardín. Hasta que finalmente la abrió…

Cuando Ken y Carol Zwick se mudaron a su casa sabían de la existencia de una trampilla situada en el patio trasero aunque nunca le dedicaron demasiada atención, jamás se molestaron tan si quiera en abrirlas para descubrir qué era lo que escondían. Cuando compraron las casa, se les informó que estaba equipada con un refugio antiaéreo de más de 30 metros cuadrados, un lujo que la familia nunca pensó que necesitaría. Tras vivir toda una década en aquella vivienda, Ken y Carol decidieron abrir las puertas de metal por simple curiosidad.

«Asumimos que se trataba tan solo de un espacio vacío, un lugar oscuro lleno de bichos que no necesitábamos para nada», dijo Carol. No podían estar más equivocados. Aunque muchos de los objetos se encontraban deteriorados por la lluvia que logro filtrarse a través de las puertas, cuando la familia decidió adentrarse en aquel oscuro espacio fue como transportarse hasta la década de los 60′, cuando John F. Kennedy acababa de ser elegido presidente y la Guerra Fría atormentaba las mentes de los estadounidenses quienes por aquel entonces vivían con el miedo a un posible estallido de una bomba atómica,

Descubre a continuación todos los secretos que descubrieron bajo aquel búnker.

Nunca le prestó atención a la vieja trampilla metálica que tenía en su jardín. Hasta que finalmente la abrió...
YouTube

Ken y Carol Zwick sabían que su casa poseía un refugio antiaéreo cuando la compraron 10 años atrás. Las gigantescas puertas de metal siempre permanecieron cerradas en el patio trasero de la vivienda esperando a que alguien se animase a descubrir lo que ocultaban. La familia desde un primer momento pensó que sería un espacio vacío sin nada interesante que encontrar, por lo que no se molestaron en abrir las misteriosas puertas.

Nunca le prestó atención a la vieja trampilla metálica que tenía en su jardín. Hasta que finalmente la abrió...
YouTube

Al final, la curiosidad de la pareja hizo que se interesasen por lo que ocultaban aquellas oxidadas puertas. Tras aquella apertura encontraron una pequeña escalera que llevaba hasta una habitación de más de 30 metros cuadrados llena de objetos realmente alucinantes.

Nunca le prestó atención a la vieja trampilla metálica que tenía en su jardín. Hasta que finalmente la abrió...
YouTube

El búnker fue construido por su anterior propietario Frank Pansch en 1960. Durante ese tiempo, EE.UU. y Rusia vivían con un miedo constante a una posible guerra nuclear. Frank construyó el refugio antiaéreo para tener un lugar seguro donde ir en caso de alguna desgracia. Sin embargo, no construyó una simple habitación vacía…

Nunca le prestó atención a la vieja trampilla metálica que tenía en su jardín. Hasta que finalmente la abrió...
YouTube

En ella había provisiones para más de dos semanas para una familia entera.

«Fue todo un descubrimiento, estaba lleno de alimentos, ropa, suministros médicos, herramientas, linternas, baterías… Fue como transportarse hasta los años 60′» dijo Zwick.

Nunca le prestó atención a la vieja trampilla metálica que tenía en su jardín. Hasta que finalmente la abrió...
YouTube

Pudieron encontrar toda clase de alimentos entre las provisiones, muchos de ellos serían imposibles de encontrar hoy en día.

«Realmente te ayuda a imaginar cómo era la vida durante los años 60′. Antes era totalmente normal estar en tu sala de estar pensando que de un momento a otro tendrías que salir corriendo hasta tu refugio.»

Nunca le prestó atención a la vieja trampilla metálica que tenía en su jardín. Hasta que finalmente la abrió...
YouTube

Afortunadamente este refugio nunca tuvo que ser utilizado aunque te da una idea de los difíciles momentos que tuvieron que vivir las familias de aquella época.

Puedes conocer más acerca de esta historia en el vídeo que te mostramos a continuación.

¡Comparte este curioso hallazgo con todos tus amigos!

Fuente: Littlethings