‘Nunca he visto ninguna’ La reflexión que se extiende en las redes sobre por qué nunca vemos crías de palomas

Como decía mi abuela, una paloma es una rata «voladora». Esta es exactamente la fama de las palomas: animales voladores sucios que transmiten enfermedades y pasan su tiempo buscando restos de comida.

Seguramente, a más de uno le habrá molestado una paloma que estaba al pie de la mesa en la terraza de un restaurante esperando a que cayera algo al suelo para comérselo.

La idea de ver palomas en cualquier plaza pública es muy corriente, pero la próxima vez que te encuentres con docenas de palomas, trata de encontrar una cría. Es muy raro encontrar una y probablemente te estás preguntando: «¿Por qué?»

{keyword}
Giovanna Campos / Shutterstock

Para empezar, las palomas son animales salvajes procedentes de las especies de palomas silvestres que vivían en acantilados y lugares montañosos. Con el tiempo, estos animales emigraron a la metrópoli como una forma más fácil de encontrar alimentos. No es de extrañar que las palomas suelan hacer sus nidos encima de los edificios.

«Solo si llegas a ver un nido, será más probable que veas crías de paloma», dijo la bióloga Debra Kriensky a la Sociedad de Audubon de Nueva York. «Cuando salen del nido, ya son bastante grandes y se parecen más a las aves adultas que a los polluelos».

{keyword}
imgur

Según el biólogo, las palomas dejan su nido entre los 25 y 32 días de vida, cuando ya son más grandes. Por lo tanto, a menos que encuentres un nido, difícilmente verás a una cría de paloma.

También dijo que si te encuentras con una cría de paloma en la calle, es una señal de que se ha debido caer de su nido y no está lista para «enfrentarse a la realidad». En este caso, es importante devolverla a su nido o a fabricar uno cerca.

¿Qué te ha parecido esta información? ¿Alguna vez has llegado a ver un nido de palomas? ¡Publica tus impresiones en la sección de comentarios!

¡No dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!