Nunca antes un accidente durante una sesión de fotos fue tan divertido

Cualquier persona podría pensar que no existe riesgo alguno al realizar una de esas bonitas sesiones de fotos con un bebé. ¿Qué peligro hay en tomar esas entrañables fotos que luego contemplarás con ternura al cabo de los años? Pues al parecer no puedes te puedes fiar ni un pelo siempre que haya un recién nacido de por medio.

Todo aquel que haya cuidado a algún bebé sabe que nada sale como lo planeas. Y si alguien puede hablar al respecto sobre situaciones inesperada es la familia Carlson, la cual experimentó una magnífica experiencia que nunca olvidarán.

Jeff y Farren Carlson dieron la bienvenida a un nuevo miembro de la familia hace poco más de un mes. El pequeño Pryor se convertía así en el menor de sus tres hijos.

Como viene siendo cada vez más habitual, tras el nacimiento de Pryor la familia decidió realizar una sesión de fotos para inmortalizar la felicidad que vivían para  posteridad.

Sigue leyendo para conocer más sobre el gracioso accidente que convirtió al bebé en el protagonista de la sesión de fotos.

Nunca antes un accidente durante una sesión de fotos fue tan divertido
Facebook/Farren Carlson

Farren Carlson y su marido Jeff son los padres de tres adorables pequeños, Caison, Amden y su última incorporación, Pryor.

Nunca antes un accidente durante una sesión de fotos fue tan divertido
Facebook/Farren Carlson

El pequeño Pryor William Carlson nació el pasado mes de febrero. Para celebrar el nacimiento de su bebé, la familia Carlson decidió acudir al estudio de Abbie Rodgers para realizar una bonita e inolvidable sesión de fotos.

Nunca antes un accidente durante una sesión de fotos fue tan divertido
Facebook/Farren Carlson

Haz clic en «SIGUIENTE PÁGINA» para continuar leyendo: