No deberías tirar el agua después de haber cocido ciertos alimentos

Todos los restos de líquido que tenemos en la cocina se suelen verter por el desagüe. Desde el agua de las alcachofas en conserva, hasta el agua de cocción de las patatas. Incluso las personas ahorradoras pueden tener dificultades a la hora de buscarle un nuevo uso, pero tirar estos líquidos es un verdadero crimen en la cocina.

Esto se debe a que muchos líquidos que desechamos a menudo valen su peso en oro en la gastronomía. No sólo aportan vitaminas y minerales a los platos que preparamos sino que proporcionan sabor, cremosidad y espesor.

Pero existen formas de transformar y reutilizar esos líquidos que complacerán tanto a tu interior tacaño como a las papilas gustativas de tu familia (incluyendo animales domésticos y plantas).

A continuación te decimos cómo convertir estos ocho líquidos que sueles desechar en oro líquido.

1- Líquido del pepinillo.

No deberías tirar el agua después de haber cocido ciertos alimentos
Depositphotos / Subbotina

Los restos de salmuera de los pepinillos pueden ser un refuerzo de sabor picante y versátil para muchos platos. Piensa en este liquido como sustituto del vinagre o el zumo de limón. Puedes agregarlo a la ensalada de patata, al pescado e incluso a tu Bloody Mary.

2- Agua de maíz.

No deberías tirar el agua después de haber cocido ciertos alimentos
Depositphotos / kaninstudio

Una vez que tengas la mazorca de maíz hervida, deja que el agua se enfríe y añade algunas especias para crear un liquido rico en minerales y vitaminas. También puedes añadir verdura y carne para hacer sopa o verterla en tus plantas como fertilizante. El liquido del maíz en lata también lo puedes utilizar para sopas y otras recetas.

3- El agua de las patatas.

No deberías tirar el agua después de haber cocido ciertos alimentos
Pexels

Hay decenas de usos para el agua que queda de haber cocido las patatas. Puedes añadir un poco de mantequilla y leche para hacer puré de patatas. También lo puedes utilizar para mejorar el pan, para espesar las sopas o como fertilizante de las plantas.

4- Líquido de las conservas de pescado.

No deberías tirar el agua después de haber cocido ciertos alimentos
Depositphotos / belchonock

Con moderación, el liquido de las latas de atún o salmón pueden convertirse en un regalo para tu mascota. Hay que tener en cuenta que la moderación es clave, ya que el pescado puede contener compuestos nocivos como el mercurio, al igual que un alto contenido en sal.

5- Líquidos de las latas de legumbres.

No deberías tirar el agua después de haber cocido ciertos alimentos
Depositphotos / belchonock

Este líquido se llama aquafaba. Se puede utilizar como un sustituto de la clara de huevo en casi cualquier receta. Se debe a que las proteínas y el almidón del líquido actúan de forma similar a las proteínas de las claras de huevo. Utilízalo en merengues, cremas, galletas, pasteles, mayonesa y como sustituto de la mantequilla (mezclándolo con aceite). Acuérdate de elegir legumbres orgánicas y que sean latas libres de BPA.

6- Líquido de alcachofas o aceitunas.

No deberías tirar el agua después de haber cocido ciertos alimentos
Depositphotos / MidoSemsem

Estos artículos vienen empaquetados con un líquido que se puede utilizar también en un sinfín de platos. Utilízalo como sustituto del aceite o el vinagre. Puede darle sabor al risotto, a las verduras, a las ensaladas o al humus.

7- El agua de hervir las verduras.

No deberías tirar el agua después de haber cocido ciertos alimentos
Depositphotos / zigzagmtart

Hervir las verduras no es la forma más sana de cocinarlas ya que pierden los nutrientes más importantes y por ello, la única forma de conservar algunos es mediante la reutilización del agua. La próxima vez que hiervas verduras, guarda el agua para usarla en sopas, salsas o para fortalecer las plantas. Una vez más, utiliza verduras ecológicas.

8- El agua de la pasta.

No deberías tirar el agua después de haber cocido ciertos alimentos
Depositphotos / koufax73

Después de escurrir la pasta, queda agua rica en almidón. Vierte un poco de este agua al final, cuando ya tengas la pasta y la salsa mezcladas, para darle a la salsa una textura sedosa. También la puedes usar para salsas y sopas y como fertilizante para tus plantas.

¿Conocías alguno de estos usos? A partir de ahora ya no tienes excusa para deshacerte de los líquidos.

¡No olvides compartir con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Mnn