Los Médicos comenzaron con la cesárea, pero no podían imaginar lo que vieron cuando el bebé finalmente nació

A veces nos encontramos con situaciones y decisiones que simplemente hacen daño. Este fue el caso de Nick Schnarr y su esposa Brooklyn, que estaban esperando su tercer hijo. Su médico les dio la noticia que ningún padre quiere escuchar. Nick ha publicado su experiencia en Facebook:

«Mi esposa Brooklyn estaba embarazada de 9 meses. Tres o cuatro meses antes del parto, nos enteramos que nuestro bebé estaba enfermo, padecía de hidrocefalia severa. Es decir, tenía mucho líquido en el cerebro. Nos remitieron al hospital de Niños de Cincinnati donde varios de los especialistas fetales más respetados del país nos dijeron que su estado era grave.

Los Médicos comenzaron con la cesárea, pero no podían imaginar lo que vieron cuando el bebé finalmente nació
Flickr/Andrew Malone

La condición del bebé era tan extrema que los especialistas dejaron de medir y monitorear el nivel de líquido de su cerebro, ya que, estando ese punto, ya realmente no importaba. Las resonancias magnéticas eran horrorosas. Nos dijeron que había más de un 90% de probabilidades de que el bebé muriera poco después de nacer o que tendría tales deterioros cognitivos que su calidad de vida sería pésima. Tuvimos una reunión con los cuidados paliativos respecto al uso de medidas de soporte vital, y tuvimos discusiones terriblemente emocionales sobre la ética de eliminar tales medidas para que el bebé «falleciese en paz».

Brooklyn se trasladó a Cincinnati y vivía en un hotel cerca del hospital por si se ponía de parto. Yo iba y venía de casa al hotel por el trabajo y porque tenía que cuidar de Sophie y Lily en casa. El 8 de julio Brooklyn, como era de esperar, se puso de parto. Literalmente, 15 minutos antes de iniciar la cesárea, tuvimos otra reunión con los médicos sobre el uso de un tubo de respiración y en qué momento deberíamos quitar ese tubo y dejar que el bebé muriese tranquilo. ¿Sabéis qué? El bebé salió llorando… el mejor sonido que he escuchado nunca.

Los Médicos comenzaron con la cesárea, pero no podían imaginar lo que vieron cuando el bebé finalmente nació
Facebook/Nick Schnarr

Charlie Edward Schnarr, se quedó en cuidados intensivos para bebés hasta ayer, cuando todos regresamos a casa. Es un hermoso bebé normal que hace todas las cosas que hacen todos los bebés. Tiene una dilatación ventricular leve, pero puede vivir perfectamente con ello estando controlado.

Los Médicos comenzaron con la cesárea, pero no podían imaginar lo que vieron cuando el bebé finalmente nació
Facebook/Nick Schnarr

Es sorprendente pero mágico. Los médicos nos dijeron: «Nosotros no tenemos y no podemos llegar a una explicación médica para lo que acaba de suceder aquí.» De alguna manera, su cerebro encontró la manera de forma natural para re-direccionar el líquido que estaba causando la opresión cerebral. Durante la última semana, oí la palabra «intervención divina» y «milagro» más veces de las que pude contabilizar. Enfermeras con décadas de experiencia y médicos asombrados a nivel nacional.

Los Médicos comenzaron con la cesárea, pero no podían imaginar lo que vieron cuando el bebé finalmente nació
Facebook/Nick Schnarr

Debido al «efecto dominó» de amigos, familiares, clientes, colegas, e incluso extraños que rezaban y pedían a otros que rezasen por nosotros, no me cabe duda de que había miles de personas siguiendo nuestro caso. Desde el fondo de mi corazón, gracias, gracias y gracias por todos esos pensamientos positivos, mensajes de ánimo, cartas, textos, correos electrónicos y muestras de amor.»

Los Médicos comenzaron con la cesárea, pero no podían imaginar lo que vieron cuando el bebé finalmente nació
Facebook/Nick Schnarr

Es muy importante no perder nunca la esperanza. Desde aquí le deseamos todo lo mejor a Charlie y a su familia.

¡Comparte esta preciosa historia con todos tus amigos!

Fuente: Hefty