El pequeño se hizo un corte en la frente cuando jugaba en la cama. Su madre se acercó y supo lo que debía hacer.

Hacerse daño forma parte de la infancia de todo el mundo: todos hemos sufrido numerosos arañazos, golpes y contusiones por ser pequeños temerarios a los que les gusta saltar, trepar y bucear. Las lesiones, por supuesto, no son agradables al día siguiente, y seguramente pueden hacer que no queramos salir de casa si son demasiado antiestéticas. Después de todo, ¡queremos estar presentables a casi cualquier edad!

Éste fue el problema del pequeño Ayden cuando se hizo un corte en la frente. Su madre, Brittaney Benesh, dice que se sumergió en un montón de ropa y se golpeó la cabeza contra el marco de la cama. Al día siguiente, ¡se negó a salir de la casa por tener el corte a la vista!

Y aquí es cuando a la madre se le ocurrió una idea brillante …

¡Desplázate hacia abajo para ver cómo utiliza una sencilla herramienta para dar a Ayden la confianza de mostrar su rostro a los demás!

El pequeño se hizo un corte en la frente cuando jugaba en la cama. Su madre se acercó y supo lo que debía hacer.

El hijo de Brittaney Benesh, Ayden, no quería salir de casa después de haberse hecho un corte en la frente la noche anterior. La madre dice que mientras jugaba a lo loco, se sumergió en un montón de ropa y accidentalmente se golpeó la frente contra el borde del marco de la cama, haciéndose un pequeño corte en la frente.

El pequeño se hizo un corte en la frente cuando jugaba en la cama. Su madre se acercó y supo lo que debía hacer.

Estaba tan avergonzado por ello que no quería salir a la calle, ¡así que la madre tuvo que hacer algo para que volviese a coger confianza en sí mismo y no le diese vergüenza mostrar su herida al resto del mundo!

El pequeño se hizo un corte en la frente cuando jugaba en la cama. Su madre se acercó y supo lo que debía hacer.

Sacó una simple herramienta  – un rotulador rojo Crayola – y empezó a dibujar debajo del corte …

El pequeño se hizo un corte en la frente cuando jugaba en la cama. Su madre se acercó y supo lo que debía hacer.

¡Sólo necesitó dos rayas para hacer que Ayden sonriera de nuevo!

El pequeño se hizo un corte en la frente cuando jugaba en la cama. Su madre se acercó y supo lo que debía hacer.

La forma de la herida de su frente puede resultar familiar: ¡es la famosa cicatriz de Harry Potter!

El pequeño se hizo un corte en la frente cuando jugaba en la cama. Su madre se acercó y supo lo que debía hacer.

Todas las fotos vía Imgur/mommybrittaney

Por supuesto, el aspecto no estaría completo sin unas gafas. Parece que Ayden se ve bastante satisfecho con su nuevo aspecto, ¡y está definitivamente listo para mostrarlo fuera!

¡No olvides compartir si te ha gustado!