Nadie jugaba con esta perra discapacitada, hasta que un burro cambió su vida

A pesar de su conducta a menudo amistosa, algunos perros simplemente tienen problemas para hacer nuevos amigos. Puede ser especialmente difícil para aquellos que se enfrentan a una discapacidad física que les impide mantenerse al día con sus compañeros en buena forma.

Nadie jugaba con esta perra discapacitada, hasta que un burro cambió su vida

Para una perra llamado Kolima, que sufre el síndrome de Wobbler, interactuar con los otros cachorros en su refugio era casi imposible. Estaba sumida una tristeza constante y ninguna de las otras perras quería jugar con ella. Por suerte para Kolima, ¡encontró a un amigo inesperado!

Nadie jugaba con esta perra discapacitada, hasta que un burro cambió su vida

Paolo, este cariñoso burro se hizo amiga de ella desde el primer momento en que llegó al refugio, y desde entonces son inseparables. Además, Kolima está mucho más alegre y siempre está jugando con él.

Es maravilloso cuando al final las historias tienen un final feliz. Es muy hermoso ver a estos dos animales tan diferentes tener una amistad tan bonita. Esta perra sufrió un cambio drástico en su vida para mejor al encontrar a este compañero bueno y cariñoso, para hacerle los días felices y darle el amor que necesitaba.

En el siguiente vídeo puedes ver a la peculiar pareja en acción y seguro que te sacan una sonrisa.

¡No dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!

¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?