Montessori: el método para criar a tus hijos con amor y firmeza

La educación de los hijos es uno de los temas que más preocupan a todos los padres. Por eso hoy queremos hablaros del método Montessori, una filosofía de vida en la que interactúan adultos y niños por igual y cuyo encanto radica precisamente en la ausencia de normas rígidas.

¿Qué es el método Montessori?

Montessori: el método para criar a tus hijos con amor y firmeza
KonstantinChristian / Shutterstock

María Montessori fue una mujer italiana, de origen humilde. Fue profesora, pedagoga, filósofa y bióloga y creó la escuela y los cimientos de lo que sería la educación contemporánea. Llevó a cabo una escuela educativa que ha sido revolucionaria, tanto en su época como hoy en día, precisamente porque aborda diferentes disciplinas y valores a la vez que hace caso a la inteligencia emocional del niño.

El secreto de este método se basa en la mezcla de varios principios que pueden ser llevados al hogar, para reforzar lo que el niño aprende en la escuela. Estos son algunos de ellos.

Crear un entorno adecuado

Montessori: el método para criar a tus hijos con amor y firmeza
Photographee.eu / Shutterstock

Tener un lugar para cada cosa, en una escala favorable a los niños, fomenta tanto la independencia como la autodisciplina. Los niños saben dónde encontrar lo que necesitan, y dónde colocarlo cuando hayan terminado. Un entorno ordenado, además tiene menos distracciones, permitiendo así que los niños se concentren en la tarea en cuestión.

Para hacer las cosas accesibles a sus hijos pequeños:

  • Coloque estantes bajos o cajones para la ropa.
  • Mantén un pequeño taburete en el baño y la cocina para que su hija pueda alcanzar el fregadero.
  • Organiza los juguetes y juegos en estantes abiertos, uno determinado para cada cosa. Los artículos pequeños en bandejas o cestas por categorías.
  • Pon bocadillos y alimentos saludables en una estantería baja de la despensa para que tus hijos puedan alcanzarlos.
  • Verte las bebidas en jarras pequeñas y manejables colocadas en una estantería baja de la nevera.

Tareas cotidianas

Montessori: el método para criar a tus hijos con amor y firmeza
wavebreakmedia / Shutterstock

A los alumnos del método Montessori se les enseña a cuidar de sí mismos y de su clase, para ser útil para los demás. Limpian las mesas, organizan los estantes, y ayudan a los niños más pequeños. Además de dominar las habilidades de la vida real, llegan a verse a sí mismos como miembros valiosos de la comunidad.

Hacer que los niños ayuden en casa puede traer recompensas similares. Tómate tiempo para enseñarle cada habilidad por separado y repetirle la lección, hasta que sea necesario. Cada tarea hace que tus hijos ganen confianza y autoestima.

Por ejemplo, los niños más pequeños puede lavar las verduras, doblar la ropa y cuidar de las mascotas. Un poco más mayores pueden ordenar el correo y sacar la basura. Los adolescentes pueden preparar la cena para la familia, leerle un cuento a sus hermanos más pequeños o ayudar al mantenimiento.

Promover la concentración

Montessori: el método para criar a tus hijos con amor y firmeza
Evgeny Atamanenko / Shutterstock

La capacidad de enfocar y concentrarse es una habilidad muy importante para el aprendizaje. Puede ayudar a desarrollar la concentración de su hijo mediante la observación de lo que despierta su interés. Evite que interrumpa su trabajo.

El entorno en el que se encuentre su hijo debe estar libre de distracciones, pero no tiene por qué estar lejos de la actividad de la familia. Algunos niños prefieren trabajar en la mesa de la cocina o leer en un rincón acogedor del salón, en vez de encerrarse en la sala de estudio. Observa la respuesta de tus hijos en diversos entornos, hazle preguntas y haga los ajustes necesarios.

Nutre la motivación interna

Montessori: el método para criar a tus hijos con amor y firmeza
Creativa Images / Shutterstock

Los niños están más dispuestos cuando sienten que hay un valor intrínseco en su trabajo. Algunos padres utilizan recompensas externas para motivarlos, pero sólo el orgullo y el placer interior tienen efectos duraderos y significativos.

Los profesores del método Montessori se abstienen a utilizar las recompensas habituales de estrellas de oro o privilegios basados en el mérito. En su lugar, se centran en fomentar el sentido de realización en cada niño. Incluso se alaba mucho más el esfuerzo del niño que el resultado de su trabajo.

Apreciando el esfuerzo de los niños, los ayudamos a nutrir la motivación interna, y esto les servirá de por vida.

¿Conocías este método? ¿Lo has aplicado con tus hijos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte con tu familia y amigos!

Imagen de portada: RolloidFuente: amshq