Este búho no para de abrazar al hombre que le salvó la vida

Una y otra vez, hemos escuchado alguna historia de animales que han sido rescatados estando al borde de la muerte. Mucha gente no sabe qué hacer cuando se encuentra con un animal salvaje. Muchos deciden simplemente ignorarlo y dejarlo morir, sin embargo, afortunadamente, hay una gran cantidad de organizaciones de todo el mundo que están listas y dispuestas a ayudar a cualquier criatura en peligro.

Con base en Mississippi, la gente que cuida en Wild at Heart Rescue, estaba acostumbrada a tener que atender a aves de presa heridas, pero, este mes de mayo, tuvieron que enfrentarse a su mayor batalla.

GiGi, un gran búho, estaba intentando aferrarse a la vida cuando lo encontraron. El pobre pájaro estaba completamente solo y tenía un considerable golpe en la cabeza, probablemente ocasionado por el atropello de un coche. Encima, además de padecer una conmoción cerebral grave, GiGi tenía una infección de parásitos horrible y había contraído la aspergilosis, una enfermedad similar a la neumonía.

“Este ave ha sido uno de los casos más críticos a los que nos hemos enfrentado”. El fundador de la organización y director de Missy Dubuisson aseguraba que “el hecho de que este ave haya conseguido sobrevivir es un hecho asombroso, que ninguno de nosotros nos esperábamos”.

Este búho no para de abrazar al hombre que le salvó la vida
Wild at Heart Rescue

A lo largo de su periodo de recuperación, GiGi perdió medio kilo de peso. Esto puede no parecer mucho para un ser humano, pero, para una lechuza, es un valor realmente importante. Los búhos normalmente pesan entre 1 y 2 kilos y medio. Nuestro protagonista, en este caso, se enfrenta a una dura batalla hasta su plena recuperación.

A lo largo de su tratamiento, hubo una persona a la que GiGi se aferró – Douglas Pojeky, director del equipo de rescate y presidente de la organización Wild at Heart Rescue.

Los compañeros de Pojeky le han apodado “el susurrador de aves de presa”.

Este búho no para de abrazar al hombre que le salvó la vida
Wild at Heart Rescue

Pojeky estuvo en todo momento con GiGi. Se encargó de administrarle la medicina y ayudó al indefenso ave a comer cuando apenas podía tragar. Pojeky y sus compañeros del equipo de rescate, hicieron lo impensable para que recobrara la salud.

Sin embargo, por alguna razón, Pojeky parece tener un vínculo muy especial con estas aves.

Este búho no para de abrazar al hombre que le salvó la vida
Wild at Heart Rescue

Desde luego debió de causar muy buena impresión en GiGi, porque, después de tomarse unos días de descanso para visitar a la familia, Pojeky regresó al refugio… y GiGi demostró que nadie más que ella lo había echado más de menos. El búho no podía contener su emoción al ver de nuevo a su amigo. En un gesto de afecto muy adorable, GiGi se acercó al pecho de Pojeky, apoyó la barbilla en su hombro, y cubrió con sus alas el cuerpo de su salvador.

Fue un abrazo muy especial de búho…en más de un sentido. “Por alguna razón, cuando ese pájaro me estaba abrazando, todo lo que podía pensar era en mi padre”, dijo Pojeky.

Este búho no para de abrazar al hombre que le salvó la vida
Wild at Heart Rescue

Pojeky siempre había estado familiarizado con los búhos. A pesar de que muy rara vez lograba ver a uno por sí solo, el padre de Pojeky siempre encontraba uno con regularidad encaramado en la parte superior de la granja familiar. Después de que su padre falleciera, Pojeky asegura haber visto varias veces al pájaro posado en el granero contemplando su terreno.

Gracias a Pojeky y a su equipo de rescate, GiGi está recuperándose por completo. Pronto volverá a la naturaleza como un ave muy feliz y muy querida.

Echa un vistazo a este vídeo para ver el rescate de GiGi y aprender más.

¡No te olvides de compartir esta tierna historia con sus amigos y familiares!

[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?