Comenzó con una Toalla húmeda… Pero cuando le da la Vuelta revela algo que te va a encantar

Hay algo realmente atractivo en la jardinería y todo lo que incluye a las plantas que siempre nos acaba llamando la atención. Algunas personas disfrutan enormemente de la belleza y el olor de toda la multitud de flores que tenemos a nuestra disposición, mientras que otros simplemente buscan el relax y ese alivio emocional que proporciona este maravilloso hobby. Y lo más reconfortante es esa satisfacción que obtienes al ver el fruto final de tu trabajo.

Sea cual sea la razón, las personas disfrutan enormemente de sus compañeras «verdes». Incluso aquellos que dicen no tener «tacto» para las plantas, también pueden disfrutar de algunas flores en su patio o terraza. Pero sólo encontrar el lugar perfecto no es suficiente, también necesitas una maceta para poner tus preciadas plantas. Por supuesto, podrías ir a una tienda cercana y comprar algunas macetas directamente… Pero ¿Por qué no ponerte manos a la obra y dar un paso más allá creando tu propia maceta? Puedes conseguir algo realmente increíble simplemente con un poco de cemento, una toalla vieja y un cubo.

En primer lugar, mezcla el cemento con agua en la proporción adecuada que marca la etiqueta:

Comenzó con una Toalla húmeda... Pero cuando le da la Vuelta revela algo que te va a encantar

La 0mezcla resultante debería estar lo suficientemente líquida para que la absorba bien la toalla. A continuación, busca tu toalla vieja y prepárate para darle una nueva vida. Sumerge la toalla en el cemento varias veces. Asegúrate de que todas las partes de la toalla estén bien cubiertas.

Ahora, sitúa la toalla sobre un cubo y asegúrate de que no queden arrugas en la parte superior. Es importante para que quede bien lisa la base cuando se endurezca.

Comenzó con una Toalla húmeda... Pero cuando le da la Vuelta revela algo que te va a encantar

Deja que la toalla se seque durante 24-48 horas, para asegurarte de que se endurezca completamente. El grosor de la toalla y el cemento afectarán al tiempo de secado. Tienes que tener un poco de paciencia y esperar a que se cure bien, o si no acabará perdiendo esa fantástica forma.

Ahora dale la vuelta a la toalla, retira el cubo y ¡Voilà!

Comenzó con una Toalla húmeda... Pero cuando le da la Vuelta revela algo que te va a encantar

Sólo tienes que poner tus flores favoritas en el interior y estará listo para sorprender a todos tus amigos. La belleza de estas macetas está en que nunca tendrás dos iguales. Puedes probar a usar un cubo más profundo para conseguir una maceta más alta, o uno más ancho y así tener una gran variedad de macetas realmente únicas y fabulosas. Además puedes personalizarlas aún más añadiendo tintes en la mezcla de cemento para integrarlas con la decoración de tu casa.

Si te ha gustado esta fantástica idea compártela con tus amigos! ?

Fuente: wimp | The Rustic Willow