Los vecinos transforman su vecindario en un increíble lugar para celebrar bodas

Susie Osei tenía claro que su boda quería celebrarla en un lugar muy especial, tanto para ella como para todos sus amigos de la escuela. Quería casarse en la misma calle en la que creció junto a todos ellos en Mount Prospect, IL. Ésta también es la calle donde su padre y su madre, que ahora sufre la enfermedad del Alzheimer, viven todavía.

Eligió ese lugar para que su madre no tuviese que ir a ningún otro sitio que le quedase más lejos y estaba ansiosa por celebrar cuanto antes su boda para que pudiese disfrutarla. Era algo realmente importante para ella.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

«Miles era consciente del hecho de que tener a mi madre todavía presente (y no me refiero a físicamente), era mucho más importante que hacerlo todo con demasiados detalles y tener que estar meses preparándolo todo para que estuviese listo», explicó Susei.

Tampoco quería tener que pedirle dinero a sus padres ni una ceremonia muy ostentosa. Quería una boda sencilla con sus seres más queridos.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

Pero aún así, les llevó bastante esfuerzo y dedicación ya que ambos trabajaban a jornada completa.

Afortunadamente, Susei y sus vecinos forman un grupo muy compenetrado. Al estar tan cerca de la pareja y los padres, los amigos y vecinos estaban dispuestos a participar y ayudar a la pareja en lo que hiciese falta.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

El padre de Susie en un principio habló con sus vecinos para pedirles permiso para hacer la boda en el vecindario. Sin embargo, no sólo aceptaron sino que además todos se ofrecieron para ayudar en lo que fuera posible.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

Se ofrecieron a ser DJ para proporcionar toda la música, a colgar luces, donar dinero, dar flores de sus jardines e incluso decorar la tarta de boda.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

Su padre también fue de gran ayuda. Construyó el altar y unas preciosas puertas por donde la pareja entraría.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

El resultado final de todos sus esfuerzos no pudo haber quedado más bonito.

«Nunca voy a ser capaz de agradecer a mis vecinos lo que hicieron por esta boda», explicó Susei.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

Su hermano mayor ofició la boda, por lo que fue aún más personal para toda la familia.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

Al final, ella y Miles consiguieron su mayor deseo, tener una preciosa ceremonia de boda rodeada de amigos y familiares.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

Y lo más importante, la madre de Susei pudo disfrutar de ella.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

Susei heredó el anillo de bodas de su madre ya que ella ahora es incapaz de usarlo.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

Su dedicación a la familia hace que su matrimonio sea aún más especial.

{keyword}
Lindsey Kay Photography

¡Comparte esta preciosa historia con todos tus amigos!

Fuente: Little Things