Los misteriosos secretos que no conocías de la Ouija

El tablero de los espíritus más conocido como Ouija está envuelto de misterio y misticismo, y alrededor de ella solo hay dos tipos de personas, los que intentan mover el vaso con el dedo y los que salen corriendo cuando el vaso se mueve por sí mismo.

No hay película de terror que no tenga una buena escena de Ouija, pero pocas veces se habla de su origen. ¿Conoces todos sus secretos?

Los secretos de la Ouija que preferirías no conocer:

1- Las reglas del juego

Este juego, como cualquier otro juego de mesa, tiene sus propias reglas, pero romperlas no te costará una discusión, sino mucho más. Todos sabemos que no se debe dejar el tablero sin cerrar la Ouija o el espíritu podría poseer a uno de los integrantes.

{keyword}
staticflickr

Lo que probablemente no sabías es que hay ciertos temas que no se deben tocar. No hablar ni de Dios ni de religión, nunca jugar solo y nunca, nunca, nunca, preguntarle al tablero cuando morirás.

Además, si el vaso se mueve hacía el extremo del tablero, ten cuidado, si sale el espíritu conseguirá entrar en la sala.

2- Ouija anónimos

{keyword}
staticflickr

El cofundador de Alcohólicos Anónimos aseguró que los 12 pasos de la recuperación le fueron dictados por una monja de siglo 15 en una sesión de Ouija.

3- Una Ouija en cada casa

{keyword}
staticflickr

La Ouija se convirtió en el juego más popular durante la Primera Guerra Mundial y era raro encontrar un hogar donde no tuvieran al menos un tablero. No todo el mundo lo usaba para comunicarse con los muertos, muchos fingían con él de forma inocente, pero…

4- El exorcista

{keyword}
staticflickr

Tras el estreno de la película El exorcista, muchas de las familias que poseían un tablero decidieron destruirlo por miedo a revivir en su casa la terrible historia de la pobre niña de doce años poseída por demonios.

Las ventas cayeron, pero solo durante un tiempo, ya que el juego parece estar encantado y nunca morir.

5- «Nunca vendas el tablero de la Ouija»

{keyword}
staticflickr

William Fuld, fabricante y responsable de la difusión y comercialización de la famosa Ouija, dejó un claro mensaje a su hijo: «nunca vendáis el tablero de Ouija«.

Después de entregar su mensaje, murió en un fatídico accidente, cayó de un edificio y se rompió la mayoría de los huesos. ¿Casualidad?

6- Juzgado por la Ouija

En 1994, el jurado del caso Young, un broker de 35 años que era acusado del asesinato de dos personas, fue juzgado por la Ouija.

El jurado, en su reflexión, consultó con los espíritus la culpabilidad del acusado, y estos respondieron que sí. Cuando se supo, se repitió el juicio, pero Young fue sentenciado de nuevo.

7- El plan perfecto

{keyword}
staticflickr

En 1890, en los primeros años de comercialización del juego, se vendía como un plan perfecto para estar en pareja e incluso se veían imágenes familiares alrededor del tablero comunicándose con los muertos.

Desde luego es una buena excusa acercarse a tu pareja con la excusa de estar poseído por un espíritu.

8- El juego se nombró a sí mismo

Nunca te has preguntado de dónde salió el nombre de este famoso tablero. La teoría más extendida es que Ouija viene de la combinación de la palabra OUI («sí» en francés) y JA («sí» en alemán).

{keyword}
staticflickr

Según Charls Kennard, uno de los creadores del juego, usaron el primer prototipo del tablero y le preguntaron a los espíritus cómo debía llamarse.

9- Cómo destruir una Ouija

La Ouija no se puede ni vender ni tirar y debes tener mucho cuidado al deshacerte de ella si no quieres sufrir terribles consecuencias. Muchos prueban a quemarla, pero dicen que si lo haces, presenciarás una manifestación de la tabla y en 36 horas estarás muerto.

{keyword}
staticflickr

Se supone que la única forma segura de deshacerse de una Ouija es romperla en 7 trozos, ni más ni menos, rociarla con agua bendita y entonces quemar los trozos por separado.

¿Has jugado alguna vez a la Ouija o piensas hacerlo alguna vez? ¿Conocías este misterioso tablero?

¡Compártelo con tus amigos para que estén prevenidos!

Fuente: theguardianthe-line-uplibraryImagen de portada: Charmed