Los mejores trucos y consejos para eliminar de una vez por todas los juanetes de los pies

Un juanete es una prominencia ósea que se forma a partir de la realineación de la articulación en la base de los dedos gordos del pie. Este comienza a empujar al segundo dedo haciendo crecer la articulación.

Por norma general, los juanetes son más comunes en las mujeres que en los hombres. El problema puede ser hereditario. Las personas que nacen con huesos anormales en los pies son más propensas a tener un juanete. Por otro lado, el uso de zapatos de punta estrecha y tacón alto favorece su aparición.

pies
Shutterstock CatJB

Normalmente, afectan a la parte interior del pie. En la base del dedo gordo el hueso crece y se forma un saco lleno de líquido, aún así también puede afectar a la parte exterior del pie, en la base del dedo pequeño, lo que se conoce como «juanete de sastre».

Aunque los juanetes por lo general no necesitan tratamiento médico, acude a un podólogo si te provoca mucho dolor o el bulto es demasiado grande como para poder andar cómodo con zapatos cerrados.

Los juanetes podrían estar relacionados con algún tipo de artritis, el particular la artritis reumatoide, y son permanentes a menos que se corrijan quirúrgicamente. Pueden acarrear diversas complicaciones incluyendo la bursitis.

La bursitis es un trastorno que se produce cuando las pequeñas almohadillas que amortiguan los huesos, tendones y músculos se desgastan.

juanete
Shutterstock cunaplus

Remedios no quirúrgicos

Es muy importante usar calzado cómodo y amplio para que la protuberancia no siga en aumento. También existen inyecciones y fármacos que pueden aliviar el dolor, pero solo debes tomarlos si te los receta tu médico.

Por otro lado, hay plantillas acolchadas que te ayudarán a distribuir mejor la presión que recae sobre la planta de tu pie al caminar, así como soportes que te ayudan a mejorar la alineación del dedo gordo del pie. Por último, también puedes aplicarte hielo para reducir las molestias.

Sin embargo, los juanetes, a no ser que sean muy leves, no se revierten si no es mediante cirugía. Aún así, no es recomendable someterse a tratamientos quirúrgicos a menos que el dolor sea tan grave que impida realizar actividades rutinarias como caminar o hacer deporte con calzado cómodo.

juanete dos
Shutterstock JPC-PROD

Remedios quirúrgicos

La cirugía para juanetes podría implicar ciertas técnicas tales como la eliminación de los tejidos inflamados de alrededor de la articulación. El cirujano también puede optar por enderezar el dedo gordo del pie limando parte del hueso.

Es probable que puedas caminar inmediatamente después de la operación, pero la recuperación completa puede tardar semanas e incluso meses. Además, para evitar que vuelva a producirse, deberás utilizar un calzado especial durante la recuperación. Por último, te recomendarán no volver a llevar zapatos de punta estrecha.

juanete tres
Shutterstock Photographee.eu

Los juanetes no suponen un riesgo demasiado grande para tu salud, pero son bastante antiestéticos y molestos. Lo ideal sería prevenirlos llevando un calzado cómodo, sin embargo, si ya los sufres, es conveniente que trates de aliviar el dolor con remedios naturales que no impliquen cirugía. Los tratamientos quirúrgicos siempre deben ser tu última opción.

¿Tú también convives con estos molestos amigos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: Medline Plus | 01 Million Health Tips

Últimos artículos