Los encuentros paranormales más extraños de la vieja Europa

Hasta no hace tanto tiempo, creer en brujas, demonios, fantasmas y vampiros era algo muy común entre la población y no se trataba de una creencia reservada a los que no habían recibido educación, incluso los jueces, médicos y sacerdotes de la época, creían en la existencia de lo paranormal.

Hoy te traemos algunas de las historias paranormales que más se han investigado y han sobrevivido hasta la actualidad.

6 Historias paranormales que te dejarán sin palabras

1- El sapo de Flanders

Padre e hijo se encontraban bebiendo en un taberna y a la hora de pagar empezaron a discutir con la camarera por el precio de las bebidas. No dispuestos a pagar lo que les pedían se marcharon, pero no sin antes ser amenazados por la camarera, «no llegaréis a casa hoy«.

Los encuentros paranormales más extraños de la vieja Europa
pexels

Padre e hijo llegaron a su barca y eran incapaces de moverla, con la ayuda de unos soldados, lo volvieron a intentar, pero la barca no se movía, hasta que uno de ellos vio un sapo en el interior de la barca y lo pinchó con su espada.

El sapo escapó y la barca volvió a ser ligera. En señal de agradecimiento, invitaron a los soldados a una bebida en la taberna y descubrieron que la camarera se encontraba enferma y más tarde murió por una cuchillada en vientre y cuello. Igual que el sapo de la barca.

2- La manzana embrujada de Annecy

En 1585 una manzana apareció flotando sobre uno de los puentes principales de la ciudad de Annecy. Nadie se atrevía a cruzar y todos aseguraban que un ruido ensordecedor salía de la manzana. Hasta que un valiente hundió la manzana con un palo al fondo del río, el ruido no cesó y nadie se atrevió a acercarse a la manzana.

Los encuentros paranormales más extraños de la vieja Europa
freegreatpicture

De acuerdo con el juez Henri Boguet «no hay duda que la manzana estaba llena de demonios que una bruja había puesto ahí para envenenar a alguien al dársela«.

3- El secuestro de la bruja de  Berkeley

A principios del siglo XII el historiador y monje William de Malmesbury escribió sobre una mujer muerte en Berkeley, una ciudad de Inglaterra que confesó a su hijo, antes de morir, que era una bruja. Al haber hecho un pacto con las fuerzas oscuras la mujer estaba preocupada por que los demonios vinieran a por su cuerpo por lo que pidió ser enterrada y su ataúd encadenado para que no pudieran robar su cuerpo.

Los encuentros paranormales más extraños de la vieja Europa
staticflickr

Consiguió su deseo, aunque solo parcialmente. La iglesia local accedió a vigilar su ataúd durante 3 días para evitar que lo robaran. En la tercera noche, un demonio cruzó las puertas de la iglesia y se llevó el cuerpo sin vida de la bruja en el corcel negro que le esperaba en la puerta.

4- El zapatero de Breslau

El septiembre de 1591, un zapatero se suicido en Breslau (la actual Wroclaw) cortándose su garganta. Semanas después de ser enterrado, varios locales aseguraron ver la figura fantasmagórica del zapatero recorrer las calles y algunos incluso aseguraban despertarse con él encima de ellos sintiendo como su peso les dejaba sin aliento.

Los encuentros paranormales más extraños de la vieja Europa
Giphy

En Abril de 1592, 7 meses después de la muerte del zapatero, el alcalde decidió abrir su tumba para ver si realmente este había muerto o no, lo que no esperaba encontrar era el cuerpo intacto del zapatero. El corte en su garganta seguía ahí, pero no se había podrido lo más mínimo. Cambiaron el cuerpo de sitio, pero solo 1 mes después volvieron a la tumba, porque las apariciones no habían cesado. Para asegurarse que estaba muerto, y que seguiría estándolo, desenterraron su cuerpo, lo desmembraron, quemaron los restos y los lanzaron al río. ¿Aparecería de nuevo?

5- El Vrykolakas de Mykonos

Durante la visita de este botánico Frances a Mykonos descubrió la historia de un campesino que tras morir, decidió no seguir muerto y volvía cada noche a aterrar al pueblo. Al principio de manera inofensiva, pero al arrancarle el corazón del cuerpo sin vida del Vrykolakas (una especie de vampiro europeo) este enfureció y empezó a dañar a la gente y robarle su alcohol.

Los encuentros paranormales más extraños de la vieja Europa
staticflickr

Los locales no podían vivir sin su alcohol, por lo que desenterraron su cuerpo y lo llevaron a la isla de San Jorge para quemar los restos y deshacerse por fin del Vrykolakas.

6- El fantasma encadenado

A medidos del siglo XVI, Ayola y sus dos compañeros españoles buscaban dónde vivir en Bologna. En su búsqueda encontraron una casa abandonada que se decía que estaba encantada. Ayola y sus amigos no creían en fantasmas, así que resultó la casa perfecta.

Los encuentros paranormales más extraños de la vieja Europa
freegreatpicture

Una noche, Ayola escuchó ruido de cadenas en el pasillo, y al salir a ver encontró la figura de un fantasma encadenado que lo guió hasta el jardín para luego desaparecer. Ayola acudió a las autoridades que, tras poner el jardín patas arriba, encontraron los restos de un cuerpo cubierto en cadenas. El fantasma nunca fue visto de nuevo.

¿Qué te han parecido estas espeluznantes historias?

Comparte con todos tus amigos.

Fuente: listverse