Los bomberos sacaron a un hombre agonizante del asilo para concederle su último deseo…

Edward Reis es un apasionado de la naturaleza. Como antiguo guarda forestal, no había nada que le gustara más que poder estar al aire libre. Pero en 2008, todo cambió. A Reis le diagnosticaron esclerosis múltiple, lo que le obligó a estar postrado permanentemente en una cama. Finalmente, fue trasladado al Hospital Evergreen para enfermos terminales, en Washington.

Tres veces a la semana, una enfermera llamada Leigh visitaba a Reis para darle cuidados paliativos. Con el tiempo, los dos establecieron un gran vínculo entre ellos. Así que cuando Leigh oyó que Reis quería volver a salir por última vez, supo que tenía que encontrar la manera de llevarlo a cabo.

Leigh contactó con el Distrito 1 de los bomberos de Snohomish para preguntarles si ellos podían cumplir el último deseo de Reis antes de morir.

Y esto fue lo que ocurrió…

Los bomberos sacaron a un hombre agonizante del asilo para concederle su último deseo...
Facebook

Esta es Leigh Gardner, jefa de enfermeras en el Hospital Evergreen de enfermos terminales en Kirkland, Washington.

Hace un par de años, Gardner visitaba y cuidaba de uno de sus pacientes favoritos tres veces por semana. Este paciente era Edward Reis, quien fue diagnosticado de esclerosis múltiple en 2008. La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa autoinmune que con el tiempo termina confinando a una cama a quienes la padecen.

Antes de que se la diagnosticaran la enfermedad, Reis trabajaba como guarda forestal y amaba la naturaleza y estar al aire libre más que nada en el mundo.

Los bomberos sacaron a un hombre agonizante del asilo para concederle su último deseo...
Pixabay

Reis dijo que lo único que que deseaba era salir por última vez y poder disfrutar de todo lo que le transmitía la naturaleza.

Esto llegó a oídos de Gardner, y ésta contactó con el Distrito 1 de Bomberos de Snohomish y les preguntó si ellos podían ayudarles. Los bomberos aceptaron.

Los bomberos sacaron a un hombre agonizante del asilo para concederle su último deseo...
The Mighty

El 26 de marzo de 2014, los bomberos llegaron al Hospital Evergreen, cargaron a Reis en el camión de bomberos y fueron a cumplir su último deseo.

Le hicieron a Reis una excursión de tres horas por el Parque Meadowdale en Edmonds, Washington.

Los bomberos sacaron a un hombre agonizante del asilo para concederle su último deseo...
The Mighty

Los bomberos y algunos voluntarios del hospital llevaron a Reis a través de los caminos. Pudo respirar aire fresco y oír el sonido de los pájaros piando, y de las hojas susurrando.

El corazón de Reis volvió a estar feliz de nuevo.

Los bomberos sacaron a un hombre agonizante del asilo para concederle su último deseo...
The Mighty

No se sabe si Reis estaba casado, tenía hijos o familia. Según cuenta Gardner, al final los bomberos y ella se convirtieron en su única familia.

Los bomberos sacaron a un hombre agonizante del asilo para concederle su último deseo...
Fire District 1

Shane Cooper es un bombero y paramédico de recursos de la comunidad que estaba con el grupo que acompañaba a Reis ese día.

Cooper cuenta que Reis no habló mucho, pero formuló palabras para describir la naturaleza que le rodeaba.

«Eso hizo que valiera la pena», contó Cooper a ABC. «Es la parte más memorable de mi carrera. He estado aquí 25 años, y esto quedará en mi memoria.»

Los bomberos sacaron a un hombre agonizante del asilo para concederle su último deseo...
The Mighty

«Las ruedas de una camilla son como las de un carrito de la compra, muy pequeñas para esos caminos. No eran caminos para correr, sino más bien caminos de senderismo. Teníamos que parar constantemente, y él solo esperaba y escuchaba», contó Gardner a ABC.

Y en una de esas me acerqué a él y le pregunté: «¿Eres feliz?», y me contestó: «Soy muy feliz».

Poco después de terminar la excursión Reis falleció. Pero lo hizo habiendo cumplido su último deseo.

¡No olvides compartir esta bonita historia!

Imagen de portada: Facebook