Los 8 Graves efectos secundarios que muestran los peligros de tomar bebidas energéticas a diario

Hoy vas a aprender lo bueno, lo malo y lo espeluznante que le pasa a tu cuerpo cuando ingieres una de estas populares bebidas energéticas. Hasta ahora eras consciente del mal que hacen este tipos de bebidas en tu cuerpo, pero ¿sabías que también tiene efectos sobre tu mente?

Los peligros de las bebidas energéticas que no conoces

{keyword}

Las bebidas energéticas son una bomba compuesta por cafeína, azúcar y estimulantes que pueden mantenerte despierto por más de una semana, pero te las tomas como si de agua se tratase. Lo que no te imaginabas es lo realmente malas que son para tu salud mental.

Un nuevo estudio realizado por la revista Frontiers habla abiertamente de los efectos que el consumo de estas bebidas producen en nuestro cuerpo y en nuestra cabeza. El problema reside en la cantidad de cafeína (más de 8 veces el contenido de una taza de café), mezclado con azúcar y estimulantes, como la guaraná, taurina y ginseng.

La mezcla del peligro: Cafeína, azúcar y estimulantes

{keyword}

Los riesgos para la salud asociados a esta mezcla van desde la ansiedad, agresividad y comportamiento errático hasta el incremento de la corriente sanguínea, daños en el riñón, fatiga, problemas estomacales y obesidad.

¿Qué es lo peor de las bebidas energéticas?

{keyword}

Muchos de los consumidores de este tipo de bebidas las mezclan con alcohol y las ingieren en grandes cantidades. Esto sumado a que enmascaran los efectos del alcohol, llevan a muchos de los consumidores a intoxicación etílica.

Los expertos aseguran que la cantidad de cafeína que contienen estas bebidas debería ser regulada por los organismos pertinentes y prohibir la vente y distribución de estas bebidas a los menores de edad.

Cuidado con el consumo de bebidas energéticas ya que te pueden dar mucho más que alas.

¿Cuántas veces has mezclado alcohol con bebidas energéticas?

¡Compártelo con tus amigos para que tengan cuidado con lo que beben!

Fuente: Frontiers | melmagazineImagen de portada: Shutterstock