Los 6 Divertidos y no tan divertidos peligros de tener un bebé cerca

A muchos de nosotros nos encantan los bebés. Su olor, sus sonrisas tan bonitas y su risa tan contagiosa que nos divierte tanto. Sin embargo, los niños no suelen ser pacíficos. De hecho, algún bebé pueden terminar haciendo daño físicamente a un adulto. Seguro que ahora te preguntas ¿cómo un niño tan pequeño me podría hacer daño? Hay ciertas cosas con las que deberías tener cuidado.

6 Peligros relacionados con tener a un bebé cerca

1- Cabeza lesionada

Los 6 Divertidos y no tan divertidos peligros de tener un bebé cerca

Aunque parecen inofensivos, los bebés tienen un cráneo muy poderoso y duro que puede chocar contra narices o dientes desprevenidos con mucha fuerza. Los pediatras dicen que los cabezazos podrían ser un signo de frustración al no poder verbalizar sus sentimientos.

2- Pinzamiento agresivo

Los 6 Divertidos y no tan divertidos peligros de tener un bebé cerca

Debemos tratar a los bebés como si fuesen langostas, ya que suelen pellizcar en el cuello de aquel que esté más cerca. Si tiran, podrían crear una irritación similar a una quemadura solar. Suelen hacerlo porque son muy curiosos y quieren saber cómo reaccionas. Nunca exageres, esto podría divertir al bebé. Suelta su mano suavemente y dile que duele.

3- Proyectil

Los 6 Divertidos y no tan divertidos peligros de tener un bebé cerca

Cuando los bebés tienen 2 años y comienzan a relacionarse con otros niños, adquieren una capacidad de agarrar objetos que puede terminar en juguetes volando.

4- Abrasión corneal

Los 6 Divertidos y no tan divertidos peligros de tener un bebé cerca

Probablemente pienses que los diminutos dedos de un bebé no son peligrosos, pero podrían dañar tu vista mucho más de lo que imaginas. A los niños les encantan las gafas y por ello sus manos se van hacia ellas. Sin embargo, hay ocasiones en las que sus dedos terminan en el ojo, provocando abrasiones en la cornea e incluso hemorragias subconjuntivales.

5- Agujero del pendiente

Los 6 Divertidos y no tan divertidos peligros de tener un bebé cerca

A los niños les llaman mucho la atención los pendientes, así que evita que estén a su alcance. Hay muchos casos de lóbulos de las orejas desgarrados por la mitad por culpa de un bebé que cogió un pendiente y tiró.

6- Reacción alérgica

Los 6 Divertidos y no tan divertidos peligros de tener un bebé cerca

Los niños pueden provocar reacciones alérgicas como el caso de Joanne Mackie, una madre que tuvo alergia a su propio hijo debido a una extraña enfermedad autoinmune, el herpes gestacional, que Mackie desarrolló mientras estaba embarazada.

Como puedes ver son movimientos que no esperamos pero que los bebés suelen hacer mucho. Si quieres protegerte, lo mejor será estar alerta.

¿Qué te ha parecido? ¿Sueles tener cuidado cuando estás cerca de un niño? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: MentalflossImagen de portada: EvgeniiAnd / shutterstock