Los 5 malentendidos más comunes sobre la evolución

La teoría de la evolución suele estar malentendida. En un reciente episodio de una serie australiana llamada «I’m a Celebrity. Get Me Out of Here», Shane Warne, una estrella de cricket puso en duda la teoría de la evolución preguntando «si los humanos han evolucionado de los monos, ¿por qué hoy en día no hay monos evolucionados?»

Recientemente, un director de una escuela primaria de Reino Unido ha declarado que la evolución es una teoría más que un hecho. Sin embargo, no hay muchas personas que la cuestionen. Esto posiblemente se debe a que consideran que es un asunto que deben resolver los físicos. Muchos estudios han tratado de determinar por qué la evolución se cuestiona tanto, a pesar de su completa aceptación por parte de los científicos aunque no se ha encontrado una respuesta clara.

Pensamos que los errores más comunes que se describen a continuación tienen algo que ver con lo siguiente:

1- Es sólo una teoría.

Sí, los científicos la llaman «teoría de la evolución» pero esto es en reconocimiento a su prestigio científico bien aceptado, al igual que la «teoría gravitacional».

A pesar de que la gente usa «teoría» en una conversación diaria como una hipótesis no necesariamente demostrada, este no es el caso en términos científicos. Una teoría científica normalmente significa una explicación bien fundamentada de algún aspecto del mundo natural que se encuentra por encima de las leyes, inferencias e hipótesis probadas.

2- Los seres humanos descienden de los monos.

Los 5 malentendidos más comunes sobre la evolución
Wikimedia Commons / Herbert Rose Barraud

La teoría de la evolución indica que tenemos antepasados comunes con los monos y los simios. Los seres humanos y los chimpancés comparten más del 90% de su secuencia genética. Pero este ancestro común que deambulaba por la tierra hace aproximadamente 7 millones de años, no era ni un mono ni un ser humano sino una criatura simiesca.

3- La selección natural tiene un propósito.

Hay muchos organismos que no estan adaptados a su entorno. Por ejemplo, los tiburones no tienen una vejiga de gas (que suelen utilizar los mamíferos marinos) para controlar su flotabilidad. Esto no refuta la teoría de la evolución. La selección natural puede favorecer al azar solo a los mejores organismos disponibles.

Sería muy interesante que los seres humanos pudiésemos hacer la fotosíntesis ya que podríamos saciar el hambre poniéndonos al sol. Hubiésemos encontrado la dieta perfecta: permanecer en el interior. Por desgracia, la capacidad genética para la fotosíntesis no ha aparecido en los animales.

4- La evolución no puede explicar órganos complejos.

Los 5 malentendidos más comunes sobre la evolución
Wikimedia Commons 

Un argumento común a favor del creacionismo es la evolución del ojo. Un ojo medio desarrollado no tendría ninguna función, así que ¿cómo puede la selección natural crear un ojo funcional de una forma lenta? El propio Darwin sugirió que el ojo podría haber tenido su origen en los órganos con diferentes funciones. Los órganos que permiten la detección de la luz puede que se hayan visto favorecidos por la selección natural, sin proporcionar una visión completa.

Estas ideas han sido probadas muchos años más tarde por los investigadores que estudian los órganos primitivos sensibles a la luz en los animales. En moluscos como caracoles y gusanos segmentados, las células sensibles la luz que tienen distribuidas por toda la superficie corporal, pueden diferenciar entre luz y oscuridad.

5- La religión es incompatible con la evolución.

Es importante dejar claro que la evolución no es una teoría sobre el origen de la vida. Es una teoría para explicar cómo las especies cambian con el tiempo.

Al contrario de lo que muchos piensan, hay pocos conflictos entre la evolución y las religiones más comunes. El Papa Francisco reiteró recientemente que creer en la evolución no es incompatible con la fe católica. Yendo más lejos, el reverendo Malcolm Brown de la Iglesia de Inglaterra, declaró que «la selección natural, como una forma de entender los procesos evolutivos físicos durante miles de años, tiene sentido.» Y agregó: «La buena religión necesita trabajar de manera constructiva con la buena ciencia» y viceversa.

¿Qué opinas de la evolución? Háznoslo saber en los comentarios.

¡Comparte estos mitos con todos tus amigos!

Fuente: Iflscience