Los 10 Grandes problemas psicológicos que sufrimos que han sido causados por nuestros padres

Lo primero en lo que quiere profundizar un psicólogo cuando acudes a su consulta es en la relación con tus padres y es que ellos son los culpables de todos tus males. En realidad tiene la culpa de todo lo malo y todo lo bueno que te pasa y te pasará.

Hay ciertos rasgos de tu personalidad cuya formación se remonta a los tiempos en los que tus padres te regañaban por todo lo que hacías. La forma en la que te regañaban, la frecuencia con la que lo hacían o la inexistencia de reprimendas, tiene mucho más que ver con la persona que eres ahora de lo que jamás podrás imaginar.

10 Problemas psicológicos cuyo origen son los padres

Ansiedad, depresión y dependencia

{keyword}

Los ‘Padres Helicóptero‘ son los responsables de estos adultos. Siempre supervisando y juzgando lo que su hijo hace. Tal nivel de superprotección conduce a problemas psicológicos. Si cada vez que tienes que tomar una decisión importante llamas a tus padres, eres uno de estos niños.

Adicciones perjudiciales y deportes extremos

{keyword}

De niño nunca eras portador de alegrías. En tu casa solo causabas problemas, o eso es lo que te hacían sentir tus padres. Has crecido pensando que el mundo estaría mejor sin ti, por lo que tu subconsciente te arrastra a destruirte a ti mismo: alcohol, drogas, tabaco o deportes extremos.

Incapaz de descansar y relajarte

{keyword}

Si de pequeño tus padres siempre te exigían saberlo todo, mantener la compostura y comportarte como un adulto, ahora eres una persona tensa y en guardia incapaz de relajarse.

Poca autoestima

{keyword}

De pequeño no paraban de compararte con tus hermanos mayores o con el resto de niños lo que hizo que crecieras como un adolescente autocrítico y un adulto con complejo de inferioridad. Siempre quieres ser el mejor y no soportas quedar en segundo lugar.

Problemas en tu vida personal

{keyword}

El mundo está en tu contra y todo te parece terreno hostil. No confías en nadie por lo que te resulta difícil tener una vida personal.

En busca de la novia-madre

{keyword}

«Eres demasiado joven para eso«, si tu madre te lo seguía repitiendo hasta los 30, ahora buscas en tu pareja una figura paterna que supla el vacío del niño-adulto en el que te has convertido. Eres dependiente y necesitas que te sigan criando aún en tu etapa de madurez.

Falta de iniciativa y supresión de tus propios talentos

{keyword}

Tus padres nunca alabaron tus dibujos abstractos, te reñían por soñar despierto y hacerte el listillo. Ahora, como adulto, cohibes tu creatividad, careces de opinión y eres incapaz de tomar el liderazjo. Eso sí, eres un empleado fabuloso que acata ordenes sin dudarlo.

Incapaz de sentir

{keyword}

Incitar a un niño pequeño a que deje de llorar o emocionarse y no muestre sus sentimientos, hace que su subconsciente se cierre sobre sí mismo y tenga problemas para sentir emociones como adulto.

Sentimiento de culpa

{keyword}

Tus padres lo han sacrificado todo por ti, por tu educación y tu futuro y no se cansan de recordártelo. Esa presión como niño hace que crezcas con un sentimiento de culpa que te acompañará el resto de tu vida.

Irresponsabilidad e inmadurez

{keyword}

El padre sobreprotector tiene una vertiente aún más peligrosa, el que directamente no te deja hacer nada por temor a que algo pueda pasar. La prohibición de todo hace que el niño sea incapaz a tomar decisiones por miedo a las repercusiones.

¿Tienen la culpa tus padres de todo lo que te pasa? ¿O es solo culpa tuya?

¡Compártelo con tus amigos para que eduquen mejor a sus hijos!

Fuente: controllingparentsbeingtheparentempoweringparentswikipedia

Últimos artículos