Esto es lo que tienes que hacer cuando dejas a tu hijo en el colegio

¿Cómo pueden los padres lidiar con un hijo que llora en el colegio o en la guardería? Marcharse es la mejor opción.

En la mayoría de los casos, la cantidad de tiempo que el niño pasa llorando es directamente proporcional a la cantidad de tiempo que el padre está allí. Es difícil para los padres dejar a sus hijos llorando, pero si la separación se hace bien, no será así.

Entonces, ¿qué es lo que hay que hacer?

A continuación te dejamos una lista que debes tener en cuenta a la hora de actuar con tu hijo.

1- Cuando lo estas dejando en el colegio.

shutterstock 309284351
Shutterstock, Inc.

No: Mirar asustado y triste. Los niños pequeños evalúan la seguridad de una situación mediante la cara de sus padres. Si miras como si estuvieras asustado o a punto de llorar, no transmitirás que la situación es segura y amplificarás su ansiedad.

: Decirle adiós y decirle que te tienes que ir, pero lo quieres. Dale un abrazo, un beso o cualquier muestra de cariño que compartas con tu hijo.

2- Cuando tu hijo está llorando.

shutterstock 89364730
Shutterstock, Inc.

No: Mostrarte indiferente a las lágrimas de tu hijo. Es importante que ellos sepan que te preocupas cuando están tristes. No les regañes por llorar o actuar frustrados por sus emociones. Si lo haces, solo añadirás una sensación de decepción de sus padres a su angustia emocional.

: Tranquilizarlo. Recuérdale que tendrá un día muy divertido en el colegio, aunque esté triste en ese momento. Recuérdale que volverás a recogerlo. Si quieres, puedes decirle que haréis alguna actividad juntos después del colegio. Esto le hará recordar que volverás y le dará a las profesoras una forma de quitar la sensación de abandono.

3- Cuando te vas.

shutterstock 144699286
Shutterstock, Inc.

No: Irte cuando tu hijo no está mirando. Si lo haces, puede que evites que el niño te grite en la cara, pero no ayuda al problema. Si tu hijo estaba llorando porque tiene miedo al abandono y cuando mira hacia arriba para verte te has ido, se refuerza el miedo.

: Sonreír y decirle que sabes que se divertirá en el colegio. Déjale ver en tu cara que estás seguro y que no hay nada de lo que preocuparse.

shutterstock 358426964
Shutterstock, Inc.

Una buena forma de despedirte podría ser:

Tú: Venga, Rocío, es hora de irme a trabajar. ¡Te quiero!

Rocío: (llanto)

Tú: (Cógela y dale un gran abrazo y un beso) Oh, no te preocupes. Te divertirás mucho en el colegio. Estaré aquí para recogerte a las (hora), y podremos ir al parque. Después podemos jugar con tu nuevas pinturas de la cara.

Rocío: (continua llorando y se agarra a tu cuello) No, mamá, no te vayas.

Tú: (acompáñala a la profesora) Tengo que ir a trabajar, pero te veré para recogerte. No puedo esperas a escuchar sobre las cosas tan divertidas que haces en el colegio. ¡Te quiero! ¡Adiós!

Es difícil alejarse cuando tu hijo está llorando, pero si lo haces así, probablemente cuando recojas a tu niño estará sonriendo, feliz y emocionado de contarte cosas sobre su día en el colegio.

Y tú, ¿qué es lo que haces en esta situación? Háznoslo saber en los comentarios.

¡No olvides compartir estos consejos sobre los hijos con tus amigos y familiares!

Fuente: Scarymommy

Últimos artículos