Le Prohibieron que construyese un Garaje, Pero NO se quedó con los Brazos Cruzados y Mira lo que hizo

Todos tenemos a alguna persona con mayor autoridad que nosotros a la que tenemos que obedecer. Ya se trate de un jefe, un profesor, o un padre, por lo general hay alguien en nuestras vidas que nos da órdenes.

A menudo, estas personas saben lo que es mejor para nosotros y nos conducen en la dirección correcta. No habría logrado nada sin la mano guía de mis padres y los maestros que me influyeron durante toda mi infancia y adolescencia. De vez en cuando, sin embargo, tenemos que luchar por nosotros mismos y nuestros intereses.

Esto es exactamente lo este dueño de una tienda hizo, con increíbles resultados.

Él sabía que necesitaba una puerta de garaje para mantener su coche seguro en el interior, por lo que hizo lo que pensaba que era correcto, siguiendo las vías legales, y pidió al ayuntamiento un permiso. Por desgracia, la ciudad rechazó su solicitud. Pero si piensas que iba a rendirse, estás muy equivocado.Con un poco de creatividad y una gran cantidad de tiempo, se le ocurrió una solución que ha hecho que Internet se vuelva loco. Este hombre es el mejor tipo de rebelde que puedas imaginar.

Este es Eric Vekeman, cuando el gobierno de la ciudad no le permitió instalar una puerta de garaje, no aceptó un no por respuesta.

Le Prohibieron que construyese un Garaje, Pero NO se quedó con los Brazos Cruzados y Mira lo que hizo

«Toda mi vida he sido dueño de una tienda de alimentos,» dice Vekeman. «Cuando la cerré, quería convertirla en un garaje, con una puerta automática. Pero el paisaje urbano en las Ardenas flamencas está protegido, por lo que no me dejaban cambiar nada. Ni siquiera poner una puerta automática «.

Le Prohibieron que construyese un Garaje, Pero NO se quedó con los Brazos Cruzados y Mira lo que hizo

Así que se pasó dos años trabajando en un proyecto secreto, que acabó convirtiéndose en una solución impresionante.

Haz clic en «SIGUIENTE PÁGINA» para continuar leyendo: