Las diferencias entre Paro cardíaco, Ataque al Corazón e Infarto Cerebral

Debido a que son problemas de máxima gravedad que cualquier persona podría sufrir, es muy importante que todos estemos familiarizados con las diferencias principales que existen entre el paro un cardíaco, un ataque al corazón y un infarto cerebral.

Aparte de saber lo que es realmente cada uno, también debemos ser conscientes de todos los factores de riesgo, especialmente aquellos que se pueden revertir o prevenir, con el fin de reducir considerablemente el riesgo de sufrir cualquiera de estos problemas.

Qué es un paro cardíaco: fallo del sistema eléctrico del corazón

Las diferencias entre Paro cardíaco, Ataque al Corazón e Infarto Cerebral
Andrii Vodolazhskyi/Shutterstock
  • Sucede cuando los músculos del corazón de repente dejan de latir debido al mal funcionamiento del órgano.
  • Un paro cardíaco está desencadenado por un fallo del sistema eléctrico del corazón pudiendo causar arritmia (latidos cardíacos irregulares) e incluso el cese completo de la acción de bombeo del corazón.
  • Alguien que sufre un paro cardíaco y no recibe tratamiento inmediato puede morir en cuestión de minutos. Con el corazón incapaz de bombear sangre, el suministro de oxígeno al cerebro se interrumpe causando la muerte celular.
  • El paro cardíaco viene acompañado de síntomas tales como: jadeo, falta de aliento y falta de respuesta.
  • Entre los principales factores de riesgo se encuentra: edad, sexo, antecedentes familiares, enfermedad coronaria, antecedentes de arritmias, tabaquismo y abuso de drogas o alcohol.

Qué es un ataque cardíaco o ataque al corazón: fallo del suministro de sangre al corazón

Las diferencias entre Paro cardíaco, Ataque al Corazón e Infarto Cerebral
Lightspring/Shutterstock
  • Ocurre cuando una o más regiones del corazón no obtienen oxígeno debido a la restricción del flujo sanguíneo.
  • Un ataque al corazón está causado por el bloqueo de una arteria que suministra sangre al órgano cuyo principal objetivo es bombear sangre por todo el cuerpo. El bloqueo puede ser causado por la acumulación de placa y colesterol en la pared arterial interna, o un coágulo de sangre.
  • Es de vital importancia que una persona que sufre un ataque al corazón reciba  tratamiento inmediato. Cuanto más tarde llegue el tratamiento, mayor será el daño.
  • Los síntomas que pueden aparecer son: presión, opresión o sensación de compresión en el pecho, dolor que irradia a los brazos, hombros, parte superior de la espalda y la mandíbula, dificultad para respirar, sudores fríos, náuseas y ansiedad.
  • A diferencia de un paro cardíaco, por lo general, el corazón no deja de latir durante un ataque al corazón.
  • Algunos factores de riesgo incluyen: edad, sexo, antecedentes familiares, diabetes, presión arterial alta, obesidad, estrés, estilo de vida sedentario y mala alimentación.

Qué es un Infarto cerebral: interrupción o reducción severa del suministro de sangre al cerebro

Las diferencias entre Paro cardíaco, Ataque al Corazón e Infarto Cerebral
Puwadol Jaturawutthichai/Shutterstock
  • Sucede cuando a una parte del cerebro se queda sin oxígeno debido al cese o a una reducción severa del flujo de sangre.
  • Un infarto cerebral suele estar causado por un coágulo de sangre que ha conseguido llegar hasta uno de los vasos sanguíneos que se encuentran en el cerebro, cortando por tanto el suministro de sangre al mismo.
  • El tratamiento rápido puede ayudar a salvar la vida de la persona que sufre un infarto cerebral, así como prevenir las complicaciones que pueden aparecer como la parálisis o la debilidad de un lado del cuerpo.
  • Entre los síntomas que acompañan a un infarto cerebral se encuentran: dolor de cabeza severo y repentino sin ningún factor desencadenante conocido, mareos, pérdida de coordinación, confusión, problemas con el habla y entumecimiento o debilidad de la cara o un lado del cuerpo.
  • Algunos de los factores de riesgo incluyen: edad, sexo, antecedentes familiares, ataque isquémico temporal (AIT) previo, diabetes, presión arterial alta, tabaquismo, alcoholismo, obesidad y trastornos sanguíneos.

¿Sabes ya la diferencia? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Healthdigezt
Imagen de portada: María Pérez para Rolloid
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?