Las 9 Partes del alma que descubrieron los Egipcios y que seguramente no sabías que existían

El alma es uno de los fenómenos más estudiados, teorizados y fascinantes de nuestro ser. Desde tiempos inmemorables se ha hablado del alma. La forma que tiene, su vida y muerte, pero los expertos en alma son, sin ninguna duda, los egipcios. Ellos fueron una de las primeras civilizaciones en estudiar el alma y desde luego sabían de lo que hablaban.

¿Para qué sirve cada una de las partes de tu alma?

{keyword}

A día de hoy, el alma sigue siendo un tema que despierta la curiosidad de infinidad de culturas alrededor del mundo, pero los egipcios fueron los que más profundizaron en la investigación sobre el alma: para ellos, era la parte más importante del cuerpo y se dividía en 9 partes, todas igual de importantes.

Según los antiguos egipcios, las nueves partes del alma eran: el Ren, el , el Ka, el Shuyet, el Jb, el Akh, el Sahu, el Khat y el Sechem. Puede sonarte a chino, pero al final, tendrá tanto sentido, que te harás un creyente de las 9 partes del alma.

Jb: El corazón

Una de las partes más cruciales de las almas egipcias. Se cree que se formaba a partir de una gota de sangre del corazón de la madre. Para los egipcios, el corazón era la llave para el más allá.

Shuyet: La sombra

las 9 partes de tu alma que no sabias que existian 02

La sombra siempre está contigo, por lo que los egipcios pensaban que era un resumen de lo que representas como persona.

Ren: El nombre

{keyword}

El nombre se proporciona al nacer y los egipcios creían que desde ese momento se volvía inmortal, ya que sería recordado por siempre.

Bâ: La personalidad

En Bâ se encuentra todo lo que hace que una persona sea única.

Ka: La vitalidad

Como para los egipcios el alma vivía más allá de la mortalidad del cuerpo, el Ka era lo que diferenciaba las almas vivas de las muertas.

Khat: El cuerpo

las 9 partes de tu alma que no sabias que existian 01

El cuerpo humano es la forma física del alma, y sirve como enlace entre el mundo terrenal y el más allá.

Akh: El ser inmortal

De la unión del Ba y el Ka, nace el Akh, el ser inmortal.

Sahu: El juez

{keyword}

El Sahu era la personificación del Akh, el ser inmortal, que se aparecía en forma de fantasma mientras dormías. Sahu desapareció con la aparición de Osiris, como juez de la vida eterna.

Sechem: Otro aspecto del Akh

Este otro aspecto del Akh permite controlar los acontecimientos a tu alrededor.

¿Será tu alma tan compleja como creían los Egipcios?

¡Compártelo con tus amigos para que sean conscientes de lo complejo que es tu interior!

Fuente: educateinspirechange

Últimos artículos