Las 8 Cosas que experimentamos y que nos hacen sentir raros durante los vuelos

Los aviones son un medio de transporte que mueve a casi tres millones de personas anualmente. Pero, a pesar de todo lo que se utiliza, nadie conoce las cosas extrañas que pueden ocurrirle a tu cuerpo durante un vuelo. De hecho, nos sentamos en nuestro asiento y nos olvidamos del gran impacto que tiene, ni siquiera nos damos cuenta.

Todos conocemos el famoso jet lag cuando cambiamos de zona horaria o el taponamiento del oído al cambiar de presión, pero deberías saber que volar puede afectar realmente al funcionamiento de tu cuerpo.

8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo durante un vuelo

1- Te hinchas

img 599fedfb3ad09
Pop Paul-Catalin / Shutterstock

Durante un vuelo, puedes tener problemas gastrointestinales como hinchazón y dolor de estómago debido a una acumulación de gases. Esto se debe a que la presión impide que el aire se propague con facilidad por nuestros intestinos. Puedes impedirlo bebiendo agua y evitando bebidas con gas.

2- Presencia de gérmenes

{keyword}

Al viajar en avión, existe un riesgo bastante alto de contraer enfermedades, ya que el aire circula y vuelve a circular y transporta infecciones que afectarán a los pasajeros. Las bacterias podrían sobrevivir hasta una semana en el avión. Intenta tomar suplementos para mejorar tu sistema inmunológico.

3- Radiación

{keyword}

Cuando realizas un vuelo largo, de unas 7 horas de media, te expones a las mismas radiaciones que cuando te haces una radiografía. También te expones a rayos UV. Aunque pueda asustar, el riesgo de daño severo por culpa de los vuelos es mínimo.

4- Te deshidratas

{keyword}

El cuerpo se deshidrata debido a la humedad tan baja. Con una humedad alrededor del 4%, se secan las mucosas de nuestra nariz, garganta y boca y se agotan nuestros niveles de agua naturales. Por ello, debes hidratarte muy bien antes, durante y después del vuelo, ya que en uno de 3 horas tu cuerpo podría perder hasta 1,5 litros de agua.

5- Puede afectar a tus dientes

{keyword}

Los cambios de presión al volar pueden causar pequeñas bolsas de aire que pueden quedar atrapadas dentro de los dientes y provocar dolor.

6- Nivel bajo de oxígeno

img 599ff0485dbbc
 litabit / Shutterstock

Las cabinas de avión suelen estar presurizadas, por lo que tu nivel de oxígeno en sangre es más bajo. Esto puede conducir a hipoxia, que te dejaría mareado y con un fuerte dolor de cabeza. Este problema es difícil de combatir. La única solución es solicitar oxígeno suplementario a las azafatas.

7- No puedes saborear bien las comidas

{keyword}

Cuando estás volando, tus papilas gustativas pueden adormecerse y tus oídos pueden taponarse debido a la presión. La percepción de lo dulce y lo salado se disminuye un 30%. Esto es bastante difícil de combatir. Solo nos queda esperar a que las aerolíneas encuentren una solución para preparar una comida tan sabrosa que no notes la diferencia.

8- Sangre hacia las piernas

{keyword}

La alta presión y la falta de movimiento provoca una acumulación de líquidos en tu cuerpo que aumenta el riesgo de sufrir una trombosis. Para evitar este problema, camina de vez en cuando por el avión.

En resumen, deberías beber mucha agua y caminar por el avión cada vez que puedas. Esto te evitará muchos problemas.

¿Has experimentado alguna vez alguno de estos síntomas? Cuéntanos tus experiencias en los comentarios.

¡Comparte las cosas que te ocurren durante un vuelo con todos tus amigos!

Fuente: Shareably | Telegraph | Businessinsider

Últimos artículos