Las 3 Cosas que deberíamos saber antes de empezar una dieta sin gluten si no somos celíacos

Desde hace unos años, hemos empezado a ver que en los pasillos de los supermercados abundan los productos etiquetados como «Sin gluten», y cada vez son más los restaurantes que ofrecen una carta con platos para celíacos.

La celiaquía es una enfermedad que provoca intolerancia a las proteínas del centeno, la cebada, la espelta, el trigo, la avena, etc. y para quiénes la padecen, estos alimentos resultan ser tóxicos.

Sin embargo, sabemos que muchas famosas como Victoria Beckham, Patricia Conde o Gwyneth Paltrow siguen una dieta libre de gluten por la falsa creencia de que ayuda a perder peso.

¿Qué beneficios tiene la dieta sin gluten si no eres celíaco?

El gluten puede causar problemas

Las 3 Cosas que deberíamos saber antes de empezar una dieta sin gluten si no somos celíacos
Pixabay

Las personas con enfermedad celíaca no pueden tolerar el gluten, ni siquiera en pequeñas cantidades. Tan solo 50 miligramos de esta proteína, aproximadamente la cantidad de un pellizco, puede causarles problemas. 

A las personas que sufren esta enfermedad, se les daña el intestino delgado, lo que puede interferir en la absorción de los nutrientes de los alimentos y, en una serie problemas como osteoporosis, infertilidad, daño a los nervios o convulsiones. Hoy en día, se puede identificar con una prueba de sangre o una biopsia de intestino que confirmará el diagnóstico.

Comer sin gluten y no ser celíaco, ¿es recomendable?

No comer alimentos que tengan gluten significa renunciar al pan, los cereales, la pasta, la pizza y la cerveza, entre los más destacados. El gluten también se encuentra en otros productos, incluidos vegetales congelados, salsas, suplementos de vitaminas y minerales, algunos medicamentos e incluso pasta de dientes. Esto hace que seguir una dieta sin gluten sea extremadamente complicado.

Si estás decidido a seguir una dieta sin gluten, es importante que sepas que puedes tener algunas deficiencias nutricionales. Los panes fortificados y los cereales ya que se han convertido en una fuente importante de vitaminas B en nuestra dieta.

Las embarazadas deberían tenerlo en cuenta

El pan hecho con harina de arroz blanco y otros tipos sin gluten son cada vez más comunes y generalmente no están fortificados con vitaminas. Esto puede ser un problema para cualquiera, pero en especial para las mujeres embarazadas, que necesitan vitamina B9, más comúnmente conocida como ácido fólico, para prevenir defectos de nacimiento.

Las 3 Cosas que deberíamos saber antes de empezar una dieta sin gluten si no somos celíacos
Wikimedia Commons

Así que en conclusión, si no eres celíaco, una dieta sin gluten no te aporta ningún beneficio. Puede hacer que te sientas mejor, pero puedes estar seguro de que no obtendrás ningún beneficio significativo. 

¿Crees que puedes tener alguna intolerancia?  Lo mejor es consultar a un médico antes de tomar la decisión de comer sin gluten.

¡Comparte con tus amigos y familiares cómo es una dieta sin gluten!

Fuente: Healt HarvardImagen de portada: @canalcocina / @chefbosquet