Las 2 Técnicas infalibles que usaba el ex espía del MI6 para recordar cualquier información sin escribirla

El ex-agente del Servicio de Inteligencia Secreto Británico (MI6) y agente del Servicio de Inteligencia Secreto Australiano (S.I.S.A), Warren Reed, aprendió una técnica simple durante su entrenamiento como espía que le permite retener cualquier información sin utilizar papel y lápiz.

Una de las primeras cosas que aprenden los espías es cómo entrenar su mente para aumentar su capacidad de memoria, de esta manera aumentan las posibilidades de tener éxito en sus misiones y mantenerse con vida.

{keyword}
Giphy

«Cuando un agente es descubierto, la situación puede complicarse en cuestión de minutos. Los agentes siguen siendo personas, por lo que pueden ponerse nerviosos y perder el control».

«Si te descubren por un descuido de memoria, no sobrevivirás. Serás asesinado en un accidente de transporte o simplemente serás secuestrado, torturado y asesinado».

Reed llama a este sistema de memorización como la técnica de «mi hogar«. En realidad no es más que una técnica de asociación de imágenes.

La técnica del espía

Hay dos cosas que necesitas imaginar en tu cabeza. Lo primero es lo «conocido» (tu hogar), y lo segundo es lo «desconocido» (la información que necesitas recordar).

La parte conocida:

{keyword}
Virlovastyle

Imagina el hogar de tu infancia. No pasa nada si has vivido en otro lugar durante algún tiempo, lo importante es que pienses en una casa que conozcas muy bien. Una en la que hayas vivido durante años, mejor aún si es en la que has crecido, pues conoces mejor sus peculiaridades, recovecos y rincones ocultos.

Ahora imagina que haces un recorrido a través de tu casa. Comienza por ejemplo desde la puerta de entrada y avanza por el pasillo hasta la cocina, el baño y las habitaciones. Ve por el resto de la casa y luego vuelve a salir por la puerta principal. Durante el recorrido, observa los rincones, los recovecos, las imperfecciones, los muebles, etc.

Mantén ese recorrido en tu mente. Lo segundo que necesitas imaginar en tu cabeza es lo «desconocido».

La parte desconocida:

{keyword}
Giphy

Observa la situación de tu alrededor. ¿Qué necesitas recordar? ¿Es algo que alguien está diciendo, están contando una historia? ¿Es una imagen donde necesitas recordar el color y la forma exacta de algo, o la configuración de una habitación en la que necesitas recordar la ubicación exacta de cada objeto? ¿Es un número largo? ¿Es una secuencia de eventos?

Intenta dividirlo en elementos de información. Ahora, toma cada elemento relevante de la situación, conversación, historia, entorno o imagen que necesitas recordar, y colócalo en un área del recorrido de tu casa. Por ejemplo, colócalo en un estante o en la parte superior del armario. Sigue colocando cada elemento en un área del circuito a lo largo del camino.

Intenta caricaturizar cada elemento para hacerlo más cómico. Cuanto más gráfico y ridículo sea, mejor se quedará en tu memoria.

{keyword}
Virlovastyle

Una vez que hayas colocado cada elemento dentro del recorrido, regresa al inicio del circuito.

Ahora, recorre la ruta en tu mente y mira los elementos que has colocado en cada área.

Al colocar un elemento desconocido en un lugar de un recorrido que conoces a la perfección, estás convirtiendo ese elemento extraño en algo reconocible, es decir, estás integrando ese elemento en tu memoria.

Reed afirma que durante su entrenamiento para ser espía, a menudo tenía que recordar hasta 100 elementos, pero en una situación cotidiana, no necesita recordar más de 20 elementos de información para recordar mejora un evento importante.

Y hasta aquí las clases de cómo tener la memoria de un espía. La sesión sobre cómo conseguir la licencia para matar la veremos otro día.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Independent