Las 2 Cosas que ocurren en nuestro cerebro que explicaría por qué se vuelve como el de las personas con las que te juntas

Según Moran Cerf, un neurocientífico de la Universidad de Northwestern que ha estudiado la toma de decisiones durante más de una década, la forma más segura de maximizar la felicidad no tiene nada que ver con las experiencias, los bienes materiales o la filosofía de vida personal.

En realidad tiene más que ver con quién decides pasar tu tiempo. Y es que, eso de vigilar con quién andas no es solo parte de un dicho popular, según afirmaba Cerf.

Al parecer, existen dos premisas que llevan a Cerf a creer que las personas que nos acompañan son el factor más importante de la satisfacción a largo plazo.

Las 2 Premisas de Cerf según lo que hace el cerebro

Las 2 Cosas que ocurren en nuestro cerebro que explicaría por qué se vuelve como el de las personas con las que te juntas
pink panda / Shutterstock

La primera premisa

La primera es que la toma de decisiones es agotadora. Un gran número de investigaciones ha encontrado que los humanos tienen una cantidad limitada de energía mental para dedicar a la toma de decisiones. Escoger qué ropa llevar, dónde comer, qué comer cuando lleguemos allí, qué música escuchar, o qué hacer en nuestro tiempo libre exige que nuestros cerebros dediquen mucha energía diariamente.

Segunda premisa:

La segunda premisa es que los humanos creen falsamente que tienen pleno control de su felicidad al tomar esas decisiones. Todos pensamos que siempre y cuando tomemos las decisiones correctas, estaremos más cerca de la satisfacción en la vida.

Las 2 Cosas que ocurren en nuestro cerebro que explicaría por qué se vuelve como el de las personas con las que te juntas
Dean Drobot / Shutterstock

Cerf, sin embargo, rechaza esa idea. Según el neurocientífico, la toma de decisiones está llena de prejuicios que nublan nuestro juicio. La gente recuerda tanto las malas experiencias como las buenas. Dejan que sus emociones conviertan una elección racional en una irracional. Usan señales sociales, incluso subconscientemente, para tomar decisiones que de otro modo evitarían.

Pero tal y como Cerf le dice a sus alumnos, este último comportamiento puede aprovecharse en nuestro favor.

Gracias a su investigación, Cerf ha encontrado que cuando dos personas se encuentran juntas, sus ondas cerebrales comienzan a verse casi idénticas. Un estudio de cinéfilos, por ejemplo, descubrió que los trailers más atractivos producían patrones similares en los cerebros de las personas.

Las 2 Cosas que ocurren en nuestro cerebro que explicaría por qué se vuelve como el de las personas con las que te juntas
Jacob Lund / Shutterstock

«Cuanto más lo estudiamos, más nos damos cuenta que estar al lado de ciertas personas en realidad alinea nuestro cerebro con el suyo. Esto significa que la gente con la que te diviertes tiene un gran impacto en tu experiencia con la realidad más allá de lo que podrías llegar a explicar. Y uno de los efectos es que comienzas a parecerte a la otra persona».

A partir de estas dos premisas, la conclusión de Cerf es que si alguien quiere maximizar su felicidad y minimizar el estrés, deben llevar una vida que necesite menos decisiones rodeándose de personas que tengan los rasgos que a ellos les gustaría tener. Con el tiempo, cada persona asimilará las actitudes y comportamientos que desean de los demás de manera natural. Al mismo tiempo, pueden evitar las decisiones sin importancia que con el tiempo minan la energía mental necesaria para las decisiones transcendentes.

Las 2 Cosas que ocurren en nuestro cerebro que explicaría por qué se vuelve como el de las personas con las que te juntas
Air Images / Shutterstock

Según esta filosofía, Cerf afirma que en lugar de pensar dónde comer, prefiere pensar con quién comer y elegir a alguien en quien confíe. Lo más probable es que esa persona escoja un lugar que también le guste a él.

Lo mismo puede aplicarse a las personas que quieren hacer más ejercicio, ver menos televisión, tocar un instrumento musical o ser más sociables. En todos los casos, tal y como defendía Cerf, la decisión más importante es elegir con quién te rodeas.

Y tú, ¿te rodeas de buena gente? ¡Déjanos tu respuesta en los comentarios!

¡Comparte el curioso comportamiento de nuestro cerebro con todos tus amigos!