Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Muchas parejas con dos hijos deciden ampliar la familia y tener un tercero. Cuando esto ocurre, los padres notan un gran cambio en sus vidas ya que aparecen muchos problemas que antes no tenían e incluso desearían desaparecer en algunas ocasiones.

En la mayoría de los casos, el cariño y la satisfacción que te aporta el pequeño supera todos los problemas que puedan aparecer, pero debes saber que existen algunas diferencias notables al añadir un miembro más a la familia.

10 Diferencias que podrás notar si tienes tres hijos en lugar de dos

1- Cuentos para dormir

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Cuando quieres contarle un cuento a tus hijos, lo normal es que si tienes dos cada uno se acurruque a un lado de tu cuerpo pero cuando son tres, siempre hay un niño que se queda fuera y comenzarán las peleas y los llantos.

2- Cama de los padres

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Seguro que eres consciente de que nunca deberías haber permitido que tu hijo durmiese en tu cama, ya que al final se te ha ido de las manos y termina durmiendo allí todas las noches. De hecho, ahora tienes una lucha nocturna contra tres intrusos y sus codos, rodillas y pies.

3- Ruido

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Todos sabemos que cuando tienes un hijo se termina el silencio de la casa así que imagina lo que ocurre cuando tienes tres. Se terminó la paz. De hecho incluso te costará entender lo que dice uno solo ya que los otros dos estarán hablando o gritando a la vez.

4- Vehículo

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Cuando tienes tres niños aumentan considerablemente las probabilidades de que termines comprando un coche más grande, ya que las sillitas no entrarán bien y el maletero se te quedará pequeño.

5- Enfermedades

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Los padres que tienen dos hijos cogen experiencia enfrentándose a problemas estomacales y otras enfermedades como los piojos. Sin embargo, con tres niños, la frecuencia de estos enfrentamientos es mayor, aumentando de manera exponencial.

6- Limpieza

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Cuando tienes dos niños, puedes sentir que no eres capaz de limpiar tan rápido como ellos ensucian. Este mismo sentimiento pero con tres niños puede hacerte sentir impotente y pensar que no puedes controlarlo todo. La suciedad y el desastre tendrán vida propia y en ocasiones te podrías volver loco.

7- Dinero

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Debes tener claro que tres hijos te costarán más caro que dos. Los gastos se multiplican y por lo tanto los objetos de la casa también.

8- Caminar

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Cuando tienes dos hijos puedes agarrar de la mano a ambos para cruzar la calle o caminar, pero cuando tienes tres esto ya no es posible. Tendrás que aprovechar el método en cadena donde dos de los hermanos van agarrados de la mano.

9- Restaurantes

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

Cuando estás esperando una mesa en un restaurante y tienes dos hijos, probablemente el tiempo de espera sea corto ya que en total sois cuatro y es fácil que se quede libre una mesa para vosotros. Sin embargo, una familia con cinco miembros deberá esperar más tiempo si quieren comer con espacio suficiente.

10- Dormir

Las 10 Diferencias que deberíamos tener en cuenta entre tener dos o tres hijos para no volvernos locos

¿Algún padre con tres hijos sabe lo que significa dormir? Con ellos es imposible, así que tendrás que acostumbrarte a descansar pocas horas y rendir lo suficiente.

Todo esto es algo normal cuando decides tener hijos y terminas acostumbrándote pero debes ser consciente de que tu vida nunca volverá a ser como antes.

Y tú, ¿cuántos hijos tienes? ¿Cómo te imaginas tu vida como padre?

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Huffingtonpost | Psychologytoday | ScarymommyImagen de portada: Altanaka / Shutterstock