La verdadera historia de “La Bella Durmiente” que te dejará la piel de gallina

¿Te imaginas una historia infantil en la que el adulterio, la bigamia, el asesinato, la violación y el canibalismo son los temas entorno a los que gira el argumento? Y si te digo que el punto álgido de la historia de la historia es cuando una vieja malvada se suicida arrojándose a un caldero de agua hirviente lleno de sapos y culebras, ¿contarías esta historia a tus hijos antes de ir a dormir? Supongo que no…

Entonces, ¿cómo ha podido triunfar entre los niños una historia que supera las carnicerías imaginadas por el propio George RR Martin? ¿Cómo es posible que esta historia haya sido reproducida mil veces en las televisiones de cientos de familias?

Pues bien, sin duda se debe a la gran capacidad que posee Walt Disney para transformar la peor de las pesadillas en un precioso cuento de hadas. Para entender cómo se contó una vez la historia y cómo llegó a ser universalmente conocida por la mayoría de las personas a día de hoy, es importante algunas de las figuras creativas que afectaron la obra a lo largo de la historia, Giambattista Basile, Charles Perrault, los Hermanos Grimm y, por supuesto, Walt Disney.

Este es el origen de la verdadera historia

{keyword}
Cosorongosraros2

En un primer momento, fue el prolífico poeta y escritor Basile de Nápoles quien recogió las tradiciones orales de Creta y Venecia, y las convirtió en las narraciones de la Bella Durmiente, Rapunzel, Cenicienta y otra serie de conocidos cuentos de hadas que perduran hasta nuestros días.

Aunque Basile fue uno de los primeros en registrar varios cuentos populares e historias de moralidad y fantasía, fue el francés Charles Perrault quien en realidad es considerado el padre de los cuentos de hadas por su trabajo de 1697. Fue entonces cuando Perrault publicó “Los cuentos de mamá ganso”. Muchas de las historias de esta colección continúan narrándose de la misma forma en que Perrault decidió transformarlas para un público adulto.

Así es amigos, la literatura infantil no sería popular hasta finales del siglo XVII. En aquella época, Perrault creaba historias para la aristocracia francesa para promover la creencia de superioridad que poseía la nobleza gobernante y la iglesia católica romana de la nación. Siempre consciente de su audiencia, Perrault eliminó muchos de los aspectos más aterradores del relato de Basile sobre “La Bella Durmiente”.

Sueño, violación y canibalismo

{keyword}
Worshipblues

En la edición de Basile, el cuento toma el título de “Sol, Luna y Talía”. En él, cuando nace la hija del rey, Talía, los sabios predicen su futuro y avisan del gran peligro que corría su hija si se clavaba una astilla de lino. El rey, por supuesto, ordena que nada de lino o cáñamo entre nunca en el castillo. Sin embargo, Talía crece, se encuentra a una vieja con una rueca y, bueno, ya conoces la historia, Talía se clava una astilla en un dedo y cae aparentemente muerta. El rey, fuera de sí por el dolor encierra a su hija en un castillo que abandona para siempre.

Pues bien, a partir de aquí, si creciste con la historia de Walt Disney,  puede que te pierdas un poco. Según cuenta Basile, un rey aparece después de cien años y encuentra a la princesa. Naturalmente, cae rendido por su belleza, pero en lugar de un beso de amor verdadero que rompa el hechizo, bueno… elige violarla y dejarla en su particular tumba.

Tras el encuentro, Talía queda embarazada y sola, hasta que da a luz a dos pequeños llamados Sol y Luna. Los recién nacidos tratan de mamar del pecho de su madre. Uno lo consigue, pero el otro no puede y se ve obligado a chupar el dedo de Talía, eliminando la astilla del dedo y haciendo que esta vuelva de su sueño eterno.

Aunque el rey se alegra al conocer que tiene dos nuevos hijos, la esposa del rey arde de furia y planea el asesinato de los pequeños convenciendo al cocinero de la corte para que los mate, los cocine y se los sirva al rey sin saberlo.

Afortunadamente, el cocinero de buen corazón salva la vida de los pequeños y cocina carne de cabra en su lugar. Tras conocer el engaño, la esposa decide preparar un caldero hirviente lleno de serpientes venenosas donde tiraría a los niños junto su padre en un acto de delirio. Justo cuando se masca la tragedia, el rey aparece y fuerza a su esposa a que se tire al caldero que ella misma había preparado provocando así su muerte.

Así termina la historia. Buenas noches niños. Qué durmáis bien. ¿Te imaginas contando esta historia a tus pequeños?

Aunque el relato de Basile no es el que compartimos actualmente, tampoco lo es la versión de Perrault a pesar de que eliminaba los aspectos más violentos y grotescos de la historia.

Evolución de la historia

{keyword}
Tcorsiblog

Entonces, ¿cómo Perrault modificó su versión de la historia? Cualquier historia gana mucho si se le añade una bruja malvada que realiza una maldición, algunas hadas simpáticas y vivarachas que ayudan a nuestra protagonista, y un valiente príncipe que despierta a la princesa durmiente con un beso de amor verdadero.

Así fue como Perrault tomó la violenta versión de Basile de la historia y la transformó para su público, Jacob y Wilhelm Grimm harían más de lo mismo a principios de 1800 cuando recopilaron cuentos populares de toda Europa.

Para “La Bella Durmiente”, los hermanos se apoyaron en gran medida en la versión descafeinada de Perrault. Un cambio importante en la historia instituida por los hermanos Grimm fue que, por primera vez, el príncipe y la princesa se reúnen al final de la historia como conocemos hoy en día.

Esta sería la versión de la historia que utilizaría Walt Disney para realizar su película animada. En ella, se adaptó la trama para que pudiese ser atractiva para el público actual y se introdujo la línea de “chico conoce chica” entre Aurora y el príncipe Phillip. Y el sueño eterno se redujo de un siglo a sólo una noche.

Finalmente, sigue habiendo un villano, por supuesto. Pero en esta ocasión Maléfica apenas es una vieja malvada retratada como una hechicera. La escena final de la batalla entre el príncipe Phillip y el dragón añade un poco de tensión y emoción, pero nada comparado al miedo que producía el rey lujurioso o la reina asesina de la historia de Basile.

¡Comparte la verdadera historia de “La Bella Durmiente” con todos tus amigos!

Imagen portada: Todayifoundout

¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?