La «vagina dentada» de una mujer casi acaba con el miembro de su novio

Ha llegado el esperado momento, enciendes una velas en tu dormitorio para crear un ambiente relajado, tanto tú como tu pareja os encontráis con poca ropa, tus inseguridades y preocupaciones afloran pero las lanzas lejos de tus pensamientos porque la visión que tienes enfrente merece la pena, lo que nunca podrías imaginar es que una de tus preocupaciones debería ser, ¿y si tiene la vagina dentada?

Perder el miembro no es precisamente erótico. Y eso es justamente lo que pensó este pobre hombre.

Una «vagina dentada» que es toda una pesadilla

La historia de la vagina dentada es solo ciencia ficción, una historia que se le cuenta a los hombres para que no tengan relaciones con parejas desconocidas, ¿o no?

{keyword}
wikimedia

Para esta pobre mujer y su temeroso novio puede ser toda una aterradora verdad cuando terminaron cubiertos ambos de sangre en uno de sus encuentros amorosos.

{keyword}
craveonline

Esta es Theresa Bartram, una mujer que tras dar a luz a su único hijo sufrió lo que muchas madres padecen, incontinencia. Los médicos no paraban de decirle que su incontinencia era producida por el estrés. Theresa estuvo 7 años sin poder tener relaciones sexuales debido a su problema, hasta que consiguió que un doctor se lo «arreglara».

La solución fue un trozo de plástico pegado en su vagina.

La intervención es conocida como cinta transvaginal. Te ahorraremos los detalles escabrosos, pero la solución no fue un camino de rosas y casi deja a su novio sin miembro.

{keyword}
craveonline

La intervención no resultó tan exitosa como debería y el trozo de plástico que iba a terminar con todos sus problemas le dieron forma dentada que dañó el miembro de su pareja.

«Fue como si me hubieran crecido dientes. Su amiguito estaba bastante rojo y escupiendo sangre. Había una gran mancha roja entre nosotros. Después de eso, tenía pánico a mi zona íntima y acercarse a ella era algo impensable.»  Nos cuenta Theresa.

img 5902e265d670b
dailymail

Evidentemente la pareja rompió pasado unos meses y Theresa sufrió graves problemas de salud debido a la intervención, hasta que por fin un doctor decidió poner solución a su situación. Theresa no pierde la esperanza y espera poder volver a tener una vida normal, en todos sus aspectos.

¿Qué te ha parecido esta inusual historia?

¡Compártelo con tus amigos para que teman a una cosa más!

Fuente: craveonlineladbible