La tribu Mosuo, una sociedad china en la que las mujeres están al poder

Imagínate una sociedad sin padres, sin matrimonios y sin familias, donde la abuela vive con sus hijos y con los hijos de sus hijas, siguiendo siempre la línea de sangre materna.

Los hombres son meros prisioneros, donantes de esperma para inseminar a las mujeres y participan poco en la educación de sus hijos.

Este mundo progresista y feminista existe en un exuberante valle de Yunnan, al suroeste de China.

Una comunidad tribal antigua de budistas tibetanos llamada Mosuo vive de una forma sorprendentemente moderna: las mujeres están consideradas como superiores a los hombres; ambos tienen las parejas sexuales que quieran ya que están libres de juicio y las grandes familias cuidan a niños y ancianos. ¿Es tan utópico como parece?

La tribu Mosuo, una sociedad china en la que las mujeres están al poder
Wikipedia

Choo Waihong, una exitosa abogada corporativa de Singapur, dejó su trabajo en 2006 para viajar a la pintoresca comunidad de Mosuo. Algo más aparte de las fantásticas vistas y el aire puro la atraparon.

«Crecí en un mundo donde los hombres son los que mandan. Mi padre y yo discutíamos mucho. Todas las reglas estaban orientadas hacia los hombres. He sido una feminista toda mi vida y los Mosuo parecían colocar a la mujer en el centro de su sociedad. Fue inspirador,» dijo Choo.

La tribu Mosuo, una sociedad china en la que las mujeres están al poder
Dave Tacon

Waihong hizo amigos rápidamente. Descubrió que los niños «pertenecen» sólo a sus madres. Sus padres biológicos viven en la casa de su madre. Desde la perspectiva de un extraño, las mujeres Mosuo están condenadas a ser madres solteras. «Los niños nacen fuera del matrimonio y en China todavía es inusual.

Pero no es así como los Mosuo lo ven. Para ellos, el matrimonio es un concepto inconcebible y tienen niños huérfanos simplemente porque la sociedad no presta atención a la paternidad,» comenta Waihong.

La tribu Mosuo, una sociedad china en la que las mujeres están al poder
Dave Tacon

Los hombres y las mujeres practican lo que se conoce como un «matrimonio ambulante», un término elegante para definir las conexiones nocturnas con los amantes, llamados Axia. Un sombrero colgado en el pomo de la puerta del cuarto de una mujer es señal de que otros hombres no deben entrar.

Van desde una sola noche hasta encuentros regulares profundizando en sociedades exclusivas que pueden o no terminar en embarazo. Las parejas no viven juntas y nadie está casado.

La tribu Mosuo, una sociedad china en la que las mujeres están al poder
Jennifer Flickr

«Para las mujeres Mosuo, un Axia es una disgresión placentera de la monotonía de la vida cotidiana, así como un posible donante de esperma,» dice Waihong.

Las mujeres poseen y heredan bienes, siembran y se encargan del hogar. Los hombres proporcionan fuerza y se encargan del arado, la construcción, la reparación de viviendas, el sacrificio de animales y participan en las decisiones familiares grandes, aunque la última palabra siempre la tiene la abuela.

Aunque los hombres no tienen responsabilidades paternales, ya que las mujeres no saben quién es el padre, tienen una responsabilidad como tíos de los hijos de sus hermanas.

Después de muchas visitas, Waihong comenzó a echar raíces. En ausencia del matrimonio como una meta, la única razón para hombres y mujeres para tener algo parecido a una relación es el amor o el disfrute de la compañía del otro. Como mujer soltera en una comunidad donde el matrimonio es inexistente, Waihong se sentía como en casa.

Con la vida centrada en la familia materna, la maternidad es reverenciada, es la meta de la vida. Como Waihong no tiene hijos, dice que tiene la sensación de que sienten lástima pero que son demasiado educados para decírselo.

La tribu Mosuo, una sociedad china en la que las mujeres están al poder
Wikipedia

Para una mujer Mosuo, no tener hijos no es una opción, y si no puede tener hijos, adoptarán formalmente a uno.

A ojos occidentales, este es el lado menos progresista de la forma de vida de Mosuo. Es una sociedad que, en muchos aspectos, emancipa a las mujeres de matrimonio y les da la libertad sexual, pero la mujer no tiene otra opción que la maternidad. Llevan una vida muy doméstica y Waihong siente que es un desperdicio.

Pero las cosas están cambiando. Con la llegada de turistas chinos, hay mujeres que se están comenzando a casar y a vivir en su casa con su marido y su hijo.

Es una sociedad en transición, en un país que está cambiando rápidamente. El activismo feminista está aumentando en China, luchando contra la discriminación. China sigue describiendo a las mujeres solteras de más de 27 años como «sobrantes». ¿Pueden estas mujeres Mosuo mostrar a la sociedad china un enfoque diferente a la vida familiar? «Sí,» dice Waihong, «y a llevar su soltería con orgullo.»

¿Conocías esta comunidad? ¿Qué te ha parecido su modo de vida?

¡No olvides compartir esta tribu con todos tus amigos!

Fuente: Theguardian | Nytimes