Una adolescente de 17 años decide quitarse el Hiyab sin importar las consecuencias por parte de su padre

Ni política ni religión, si te encuentras ante un grupo de gente y no conoces en profundidad a todos y cada uno de sus integrantes, estos dos temas deben evitarse. Incluso con tus amigos, hablar de política puede terminar en una monumental discusión, sabiendo perfectamente que ninguno va a solucionar nada.

Pero en ocasiones es inevitable y surge el tema, especialmente en familia y al igual que esta chica, hay temas que no se pueden evitar.

Papá, me quiero quitar el Hiyab.

El Hiyab es un velo que cubre la cabeza y el pecho de las mujeres de religión musulmana desde la pubertad, especialmente en presencia de hombres. Pero como pasa en la mayoría de las religiones, todo se puede interpretar.

Esto puede parecer bastante obvio pero no en todas las partes del mundo entienden que la decisión de llevar o no el Hiyab es solo de la mujer.

Una adolescente de 17 años decide quitarse el Hiyab sin importar las consecuencias por parte de su padre
@lxmyaa

Esta joven de 17 años, Lamyaa, vive en Pennsylvania y por desgracia está acostumbrada a recibir mensajes ofensivos a través de las redes sociales a causa de su religión.

«Personalmente, ser una mujer Árabe y musulmana en América, los mensajes de odio no son poco frecuentes«

El 17 de abril de 2017, Lamyaa recibió un mensaje realmente ofensivo que decidió colgar en sus redes sociales.

Una adolescente de 17 años decide quitarse el Hiyab sin importar las consecuencias por parte de su padre
@lxmyaa

«Deja de defender el Islam **** cierra la boca,  no puedes quitarte el pañuelo sin que tu padre te pegue una paliza«. Palabras demasiado duras para una adolescente.

Indignada por la insinuación que solo llevaba el Hiyab por orden y deseo de su padre, decidió escribirle para plantearle la situación.

La respuesta del padre aclaró cualquier duda.

Una adolescente de 17 años decide quitarse el Hiyab sin importar las consecuencias por parte de su padre
@lxmyaa

Lamyaa: Baba (Papá), hay algo que quiero decirte.Padre de Lamyaa: Dime (le pregunta si está bien en Árabe)Lamyaa: Si estoy bien. Estaba pensando. Quiero quitarme el Hiyab.Padre de Lamyaa: Cariño esa no es mi decisión. No es la decisión de ningún hombre. Si sientes que es lo que quieres hacer, adelante. Te apoyaré pase lo que pase. ¿Está todo bien? ¿Ha pasado algo?

Es cierto que muchas mujeres se ven forzadas a llevar el Hiyab, pero no todas y Lamyaa ha demostrado que en la comunidad Musulmana, como en todas las comunidades, hay de todo, y en su casa, quien decide si debe o no debe llevar el Hiyab es ella.

¿Sabías que las mujeres musulmanas deciden ellas mismas si llevar el Hiyab o no? ¿Pensabas que estaban obligadas?

Comparte con todos tus conocidos para que salgan de dudas.

Fuente: Wikipediadistractifysalamerica