La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto

Cada estación pone a prueba a nuestro coche de diferentes maneras, y aunque somos conscientes de ello, preferimos olvidarnos de nuestro vehículo y arreglar las averías solo cuando salen a la luz. Eso sí, luego cuando nos quedamos tirados en la carretera somos los primeros que maldecimos el día en el que decidimos holgazanear en lugar de realizar los cuidados necesarios para hacer que nuestro coche aguante durante años.

Mas allá de las bromas, debemos prestar especial atención a nuestro coche consecuentemente estamos hablando también de nuestra seguridad. Un mantenimiento continuo de nuestro vehículo es imprescindible si queremos prevenir problemas económicos pero sobre todo de salud.

A continuación te mostramos una sencilla guía que te ayudará a prevenir las averías antes de que se conviertan en un dolor de cabeza.

En primavera

Elimina la sal

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto

Si vives en una zona donde las heladas son bastante frecuentes, el uso de la sal para combatir el hielo no debe ser algo nuevo par ti. Si bien es verdad que la sal es muy útil para mantener las carreteras libres de hielo, si no la retiramos a tiempo se convierte en un grave problema para nuestros vehículos.

La sal puede acumularse en la carrocería de nuestro vehículo y oxidarla. Acercarse a un túnel de lavado después de la temporada de invierno no cuesta nada y es una forma perfecta de eliminar los restos de sal de nuestro coche.

Comprueba los neumáticos

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto
Noticias.coches

El invierno suele ser bastante exigente con los neumáticos. Es conveniente comprobar el estado de los neumáticos para reemplazarlos si muestran signos visibles de envejecimiento. Comprueba los indicadores de desgaste que posee cada marca y observa el estado de las bandas de rodadura. Aprovecha el momento y revisa el estado de la llanta y asegúrate de que el gato está en buen estado para ser utilizado ante una posible emergencia.

Limpiaparabrisas

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto
Noticias.coches

Las bajas temperaturas y la acumulación de hielo pueden degradar el caucho de nuestros limpiaparabrisas. Compruébalos y reemplázalos si fuese necesario para estar preparado ante las lluvias de la primavera, no hay nada más peligroso e irritante que conducir sin ver un pimiento durante una tormenta. Este también sería un buen momento para rellenar el líquido del limpiaparabrisas.

En verano

Sistemas de refrigeración

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto
Actualidadmotor

Si tu sistema de climatización está en las últimas, puede que no soporte las calurosas tardes de verano. Asegúrate de que tu sistema no tiene dificultades a la hora de enfriar el habitáculo del coche. Comprueba también los niveles de refrigerante del motor y del anticongelante del radiador.

Faros

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto

Enciende las luces del coche y los intermitentes y comprueba que todas las bombillas funcionan a pleno rendimiento para reemplazarlas si fuese necesario. La suciedad y la acumulación de mugre puede reducir la visibilidad en condiciones de lluvia, así que no dudes en pasarle un buen trapo de vez en cuando.

Frenos

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto
Puerto-vallarta

Consulta el manual del distribuidor para conocer la frecuencia con que debes reemplazar los frenos. Si percibes ciertos chirridos, pulsaciones o una frenada irregular ponte en manos de un profesional. Mantener unos frenos a punto te ahorrará dinero a largo plazo y evitará posibles reparaciones más costosas a causa de una mala frenada en la carretera.

En otoño

Aceite

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto
Noticias.coches

El aceite del coche debe cambiarse a intervalos regulares que vienen determinados por el fabricante. Aunque ahora los coches nos avisan cada vez que el aceite debe ser cambiado, revisarlo cada 6 meses o así nunca está de más. También es siempre una buena idea comprobar el aceite antes de realizar grandes viajes o después de una semana de conducción intensa.

Batería

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto

Una batería suele durar por lo general entre tres y cinco años. Podrás comprobar el estado de tu batería con la ayuda de un polímetro o simplemente llevándola a tu mecánico de confianza. Es importante comprobar que la batería funciona a pleno rendimiento en el momento que llega el frío del invierno, momento en el que las baterías suelen dar problemas.

Tubo de escape

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto
Tecnocoche

Un escape dañado puede aumentar el consumo de combustible además de convertirse en un problema de seguridad si no se trata rápidamente. El monóxido de carbono producido por el motor nunca debe llegar al habitáculo de los pasajeros. Será necesario comprobar posibles corrosiones o inestabilidad del sistema de sujeción que provoque un desprendimiento del escape al circular por terrenos irregulares.

En invierno

Cambia los neumáticos

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto

El invierno es un buen momento para cambiar los neumáticos desgastados. Examina cada neumático comprobando el estado de la banda de rodadura y cualquier otros signo de desgaste visible como cortes, rasguños o punzonamientos.

Sistema de climatización

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto
Carroceriasusera

Un sistema de climatización funcional es de vital importancia durante los meses invernales. No sólo nos proporcionan una temperatura agradable dentro del coche, además nos ayudan a desempañar y descongelar los cristales, algo crucial para nuestra seguridad.

Motor

La guía definitiva para evitar las averías de tu coche y tenerlo siempre a punto
Motorafondo

No podemos olvidarnos del motor y menos aún durante los meses de invierno. Para asegurarte de que tu motor funcionará perfectamente en condiciones de frío, comprueba y reemplaza el aire, el combustible y los filtros. También es recomendable rematar la tarea revisando los niveles de los líquidos y corregir esos problemillas que provocan ruiditos al arrancar, problemas para iniciar la marcha o paradas del motor repentinas antes de que se conviertan en una cuestión más grave..

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Doityourself